Practicopedia

Estos son los errores que cometes al usar lejía

Javier Anula

Foto: Big Stock

Sábado 22 de enero de 2022

4 minutos

Su uso puede causar daños a largo plazo en muchos materiales y superficies

Estos son los errores que cometes al usar lejía
Javier Anula

Foto: Big Stock

Sábado 22 de enero de 2022

4 minutos

Existen diferentes productos para la higiene de la casa y una de esas opciones es la lejía. Desde hace más de 100 años, en la mayoría de los hogares, se usa como un poderoso desinfectante y como blanqueador por excelencia. Se trata de un componente químico que resulta de diluir el hipoclorito de sodio en agua.

La lejía es capaz de hacer desaparecer las manchas, el sarro, los gérmenes, las bacterias y los malos olores. Sin embargo, pese a sus grandes beneficios, a diario se cometen errores en su uso que impiden aprovecharla por completo y ponen en peligro la salud de quien limpia o de toda la familia.

Además, los expertos en limpieza han descubierto que la lejía puede causar daños a largo plazo en muchos materiales y superficies, y que algunos limpiadores podrían hacer un mejor trabajo.

limpieza madera

Errores más frecuentes

Por ejemplo, no se debe usar lejía para limpiar la madera. Ya sea una mesa de comedor o un suelo de madera, esta absorberá cualquier blanqueador debido a su naturaleza porosa. Esto resultará en deformaciones y decoloración. En este caso, es mejor que utilice un limpiador diseñado específicamente para superficies de madera.

Tampoco se debe usar lejía en el acero inoxidable, ya que es corrosiva para el metal y puede desgastar las superficies. La corrosión también puede ocurrir cuando el cromo y el cobre reaccionan con la lejía. En su lugar, use un limpiador o pulidor de metales específico.

Otra área de la que debemos alejar la lejía son las encimeras de granito o mármol. Aunque parecen duras, las superficies de piedra son porosas como la madera. La lejía puede dañar o manchar la piedra, dejando los mostradores con un aspecto opaco y descolorido. Para evitar una renovación costosa, mejor usar un limpiador doméstico general o lo que recomiende el fabricante.

Debes evitar limpiar con lejía tu móvil. Se sabe que los teléfonos suelen estar infestados de gérmenes y deben limpiarse con alcohol o toallitas desinfectantes. Esto se debe a que la lejía puede dañar la capa protectora de la pantalla o incluso estropear el teléfono si penetra por una abertura.

Otro error sería, aunque pueda parecer de sentido común, usar lejía en algo que pueda consumirse. Incluso la más mínima cantidad de lejía puede poner en peligro la vida cuando se ingiere.

Tampoco se debe emplear lejía para lavar la comida. Para mantener los alimentos limpios, guárdalos a la temperatura adecuada o enjuágalos con agua fría antes de consumirlos en el caso de frutas y verduras. Además, asegúrate de evitar el uso de lejía en los limpiadores de bricolaje.

productos de limpieza

 

Si les temes a los alimentos contaminados por virus o bacterias​, lo más adecuado es que uses vinagre con agua para eliminarlos. Remójalos durante unos minutos y listo.

No limpies ningún producto para mascotas con lejía. Los juguetes, los tazones de comida y las cajas de arena se pueden limpiar con agua y jabón suave para platos.

Del mismo modo, no uses lejía para limpiar los juguetes de los niños. La lejía es difícil de enjuagar por completo y no vale la pena correr el riesgo de que un niño la ingiera. Usa jabón para platos y agua tibia o incluso una lavadora si es posible.

Además, cuando hagas tus propios productos de limpieza en casa, ten cuidado al mezclar lejía con otras soluciones. La lejía mezclada con amoníaco, vinagre o alcohol isopropílico puede producir vapores tóxicos extremadamente peligrosos. Es mejor no usar lejía al mismo tiempo que otros productos de limpieza. Si vas a hacer un desinfectante casero con lejía, solo mézclalo con agua.

Sobre el autor:

Javier Anula

Javier, periodista.

… saber más sobre el autor