Practicopedia

¿Exceso de sudor? Toma nota de estos remedios naturales para frenarlo

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 22 de febrero de 2021

3 minutos

El té verde, la sal o el aceite de coco pueden ayudarnos a luchar contra el exceso de sudoración

¿Exceso de sudor? Toma nota de estos remedios naturales para frenarlo Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 22 de febrero de 2021

3 minutos

El sudor es una manera natural que tiene nuestro cuerpo para enfriarse, sin embargo, si se transpira en exceso podemos padecer lo que se conoce como hiperhidrosis lo que, además de ser una gran incomodidad para quien lo padece, podría estar relacionado con un problema de salud, por ello es aconsejable consultarlo con nuestro médico en caso de padecerlo. No obstante, existen remedios naturales para tratarla.

La sudoración excesiva suele estar relacionada con un trastorno de tiroides, del sistema nervioso, diabetes, sobrepeso, problemas de corazón o alteraciones hormonales, entre otros. Las personas que sufren problemas de ansiedad o nervios también suelen padecer este tipo de problemas el cual suele manifestarse principalmente en los pies, manos, axilas, cara, cuello o espalda.

Los médicos buscarán primero el origen y la causa del exceso de sudoración para tratar esa enfermedad. Si no se encuentra su causa, se plantearán otras soluciones para controlar el problema.

¿Exceso de sudor? Toma nota de estos remedios naturales para frenarlo Foto: bigstock

Los antitranspirantes pueden ser una gran medida, pero además hay otros remedios naturales que vamos a ver a continuación:

  • Té verde: el té verde es un astringente natural. Tiene un alto contenido en taninos y ácidos orgánicos que ayudan en la segregación excesiva de sudor. Lo aconsejable es lavar las zonas donde haya sudoración excesiva con la infusión de té.
  • Nogal: las hojas de este árbol tienen propiedades antitranspirantes y desodorantes que pueden ayudar a combatir el exceso de sudor y mal olor. Para su aplicación debemos hacer una infusión con hojas de nogal secas. Una vez fría, enjuaga la zona afectada con este líquido.
  • Aceite de coco y alcanfor: el aceite de coco puede ayudar a evitar el mal olor ya que su poder antimicrobiano podría evitar el crecimiento de bacterias en las zonas donde se suele concentrar el exceso de sudor. Para su uso hay que hacer una mezcla de aceite de coco y alcanfor, la cual aplicaremos sobre la zona afectada. Después de unos minutos enjuagaremos la zona. Este remedio se debe llevar a cabo de manera puntual.
  • Sal y limón: la mezcla de ambos productos es un remedio astringente natural que disminuye la producción de fluidos. Además, este exfoliante nos ayuda a acabar con las células muertas y las bacterias para que no se generen malos olores.
  • Aloe vera y bicarbonato de sodio: se trata de otro remedio natural enfocado principalmente a evitar el mal olor producido por el crecimiento de las bacterias evitando su crecimiento.

Tratamiento con toxina botulínica

En muchos casos la sudoración excesiva se trata con toxina botulínica o bótox. Al aplicarlo en la zona este bloquea la transmisión nerviosa en la unión neuromuscular, cesando la producción de sudor entre el segundo y cuarto día después de la infiltración.