Porqué

Estos son los motivos por los que deberías lavar la ropa nueva antes de usarla

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 18 de septiembre de 2019

2 minutos

No hacerlo supone tener un mayor riesgo de contraer algún tipo de infección en la piel

Estos son los motivos por los que deberías lavar la ropa nueva antes de usarla

Es algo a lo que no podemos resistirnos. Apenas quitamos la etiqueta de la nueva prenda de ropa y ya estamos deseando lucirla. Este gesto no tendría mayor importancia si no fuera por un matiz que incide en tu salud: diversos expertos indican que es mejor lavar esa ropa nueva antes de ponérnosla.

Así lo recomiendan desde el Instituto de Dermatología Integral (@Clinica_IDEI) que explican que, de no hacerlo, corremos el riesgo de sufrir algún tipo de infección en la piel a consecuencia de los gérmenes y bacterias que hay en esa ropa. Y esto por no hablar de los tintes o productos químicos empleados en su fabricación y que pueden provocarnos una alergia que empeoraría en el caso de que tengas la piel muy sensible o atópica

Una precaución que se antoja más importante si tenemos niños pequeños en casa, sobre todo bebés. Su piel es muy sensible en esos primeros años y no está preparada para la agresión de ciertos productos químicos, por lo que lo mejor es lavarla previamente y mejor si lo hacemos con detergentes suaves especialmente indicados para su ropa

Cuestión de higiene

Pero ya no solo por un tema de salud, sino por higiene. Esa prenda de ropa que acabas de adquirir se la habrá probado mucha gente y no sabes en qué condiciones (incluso puede que se la haya llevado a casa, usado una vez y la haya devuelto). Por ello, no está de más que dé unas cuantas vueltas en la lavadora para eliminar posibles restos de sudor, otros fludos corporales, maquillajes, perfumes... Con un prelavado o un programa rápido será más que suficiente. 

Unos consejos que se hacen especialmente significativos en el caso de la ropa interior y todas aquellas prendas en contacto directo con nuestro cuerpo tales como pantalones, camisas, camisetas (incluyendo la ropa de segunda mano). Eso sí, tampoco hay que obsesionarse con ello, como recuerdan estos expertos, un abrigo no es necesario que pase a la lavadora nada más comprarlo.

Estos son los motivos por los que deberías lavar la ropa nueva antes de usarla

Pero esta acción preventiva debería comenzar en el mismo probador de la tienda. De esta manera y por cuestiones de salud, lo más aconsejable es probarnos la ropa con la nuestra debajo, para hacernos una idea de cómo nos queda esa talla, y lavarnos después las manos. No sabes la cantidad de gente que habrá tocado o se habrá puesto esa prenda.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?