Practicopedia

Trucos para evitar que tu gato arañe y destroce los muebles de casa

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 31 de octubre de 2019

2 minutos

Este gesto no sucede por simple diversión, es algo que los gatos hacen de manera instintiva

Trucos para evitar que tu gato arañe los muebles de casa

Los gatos son animales tranquilos, independientes, espontáneos y muy amigables. Son, junto a los perros, la especie que más compañía hace al ser humano, aunque como ocurre en todos los casos su presencia en casa también puede provocar ciertos inconvenientes. En primer lugar, el pelo, las partículas de piel y la orina que a veces sueltan suelen desencadenar reacciones alérgicas en un gran porcentaje de la población. Además, sus métodos de comunicación pueden resultar un tanto molestos.

En este sentido, los arañazos que los gatos propinan a los muebles del hogar suelen ser una costumbre que trae de cabeza a sus propietarios. Sin embargo, es importante que sepas que puede tratarse de un movimiento instintivo que tiene como objetivo expulsar las capas muertas del tejido de las uñas para así mantenerlas siempre cuidadas.

Aunque esta no es la única razón posible. Cómo hemos visto anteriormente, los gatos también arañan todo lo que está a su alrededor para marcar territorio y, en el caso de que conviva con otros gatos, a modo de comunicación. Sin olvidar el estrés del que también se libera con este simple gesto.

Trucos para evitar que tu gato arañe los muebles de casa

Evita que tu gato destroce tu hogar

  • Ante esta situación, los rascadores diseñados especialmente para estos animales pueden convertirse en tus mejores aliados. Eso sí, para que este objeto le resulte más atractivo que el mueble que araña casi a diario, debes escoger un modelo que tenga la misma textura y un aspecto similar, además de colocarlo próximo a él.
  • Si tu gato tiene especial predilección por los muebles de madera u otras superficies lisas, existen repelentes especiales que puedes rociar sobre ellos para que su desagradable olor mantenga alejado al felino.
  • En cambio, si el sofá es su lugar preferido para dar rienda suelta a sus garras, puedes cubrirlo con una funda más gruesa de lo habitual para no dañarlo y, a ser posible, que esté hecha de un material que a tu mascota le resulte más molesto como, por ejemplo, el plástico.
  • Aunque algunos expertos evitan provocar esta reacción en el animal, otros aconsejan lanzarle un chorro de agua, con ayuda de un pulverizador, cuando le pillemos con las manos en la masa, para asustarle y que lo relacione con esa sensación. 
  • Eso sí, en lo que todos coinciden es en no regañar a tu gato cuando arañe los muebles, pues es un instinto natural que debe saciar. No le pegues ni le grites en exceso, dale un toque de atención y llévalo al rascador para que continúe con su tarea.
0

No hay comentarios ¿Te animas?