Consumo

Bebidas con azúcar: un 'mal trago' que acorta la vida, sobre todo a los mayores

Marta Jurado

Foto: Big Stock

Martes 20 de julio de 2021

8 minutos

No solo el alcohol mata. Los productos con azúcar añadido incrementan un 20% el riesgo de fallecer

bigstock Profile Of A Young Woman Drink 257649253
Marta Jurado

Foto: Big Stock

Martes 20 de julio de 2021

8 minutos

Refrescos con azúcar, una auténtica 'bomba' para la salud de los baby boomers

Nutricionista alerta sobre bebidas con azúcar: "Su adicción crea efectos que se agravan con la edad"

 

Se sabe que el tabaco o el alcohol matan, pero los productos con azúcar añadido como los refrescos, también. Sacado de contexto puede sonar exagerado, pero los datos confirman que el consumo excesivo de azúcar añadido genera enfermedades y ya es una de las principales causas de diabetes y obesidad en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 2,8 millones de personas en el mundo por culpa de la obesidad o el sobrepeso, con graves consecuencias para la salud con efectos cardiovasculares e incluso de de fragilidad y longevidad, tal como explican los expertos a 65Ymás. Además, señalan que la gravedad aumenta según avanza la edad, por lo que consumir bebidas azucaradas de marcas como Coca-Cola, Pepsi Schweppes a diario puede convertirse en un 'mal trago' que causa estragos. "El problema es que la población aún no es totalmente consciente de ello", alertan.

Así, instituciones como Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (@AESAN_gob_es) advierten de que "si te pasas con el azúcar añadido, tienes el triple de posibilidades de morir por una enfermedad cardiovascular". En su último vídeo el organismo usaba un lema muy directo: "Están a punto de romperte el corazón" haciendo referencia a las consecuencias cardiovasculares del consumo excesivo de alimentos procesados altos en azúcares añadidos, como la bollería industrial, los refrescos, o los yogures azucarados. El tema de las bebidas azucaradas y el consumo de dulces es una auténtica batalla de los últimos años, según se van descubriendo más evidencias de que aumenta el riesgo de diabetes, obesidad, enfermedades cardiacas, incluso cáncer, explican los expertos.

refrescos super

Favorecen la obesidad y la diabetes 

“Hasta hace poco no se había estudiado específicamente este tema, pero un reciente estudio de la Universidad Harvard confirma que el consumo de 4 o más bebidas azucaradas al día es peligroso para la salud y aumenta el riesgo de diabetes”, nos explica Guadalupe Blay, responsable del Grupo de Trabajo de Endocrinología y Nutrición de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (@SEMG_ES). Según aclara la experta, esto es especialmente reseñable en mayores, que presentan un riesgo más elevado de mortalidad como consecuencia del consumo de azúcar.

En este sentido el doctor Albert Lecube, vicepresidente de la Sociedad Española de Obesidad (@SociedadSeedo) confirma que "el azúcar en exceso favorece el desarrollo y/o agravamiento de 2 grandes patologías como son el exceso de peso y la diabetes. En las personas mayores la prevalencia de ambas ya está aumentada en comparación con edades menores, por lo que el consumo de bebidas azucaradas con mayor frecuencia las agravará". Además, llama a olvidar otros efectos adversos del azúcar como el impacto negativo en la dentadura, "ya de por sí deficitarias en mucha gente mayor" y cánceres asociados a trastornos metabólicos.

El riesgo de fallecer por infarto o cáncer aumenta un 18%

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, ha analizado la evolución a lo largo de 15 años del consumo de azúcar añadido al total de las calorías diarias en la dieta y su estrecha relación con la mortalidad por enfermedad cardiovascular. Hallaron que, en la población estudiada, el riesgo de fallecer aumentaba un 18% comparado con quienes seguían una dieta con poca cantidad o ninguna de azúcar añadido. Este peligro se incrementa hasta un 38% para aquellos cuya dieta los incluían entre un 17% y el 21%, y cerca del 80% para quienes las calorías de los azúcares componían más del 21% del total en su dieta diaria. 

Por su parte British Medical Journal publicó en 2019 otro estudio en la que concluía que un aumento de 100 ml por día en el consumo de bebidas azucaradas se asoció con un incremento del 18% en el riesgo de cáncer en general y una subida del 22% en el riesgo de cáncer de mama, así como de los de próstata y colorrectal. Según el estudio ANIBES de la Fundación Española de Nutrición sobre una muestra de españoles entre 9 y 75 años, la ingesta media de azúcar total fue de 76,3 gramos/día, de los cuales casi 33,9 g/día fueron de los denominados azúcares libres o añadidos, lo cual representó un 7,3% de la ingesta energética total en la muestra, muy por encima de la recomendación condicional del 5% de la OMS.

consumo azucares
Fuente: Estudio científico ANIBES: Fundación Española de Nutrición

Más fragilidad y menos longevidad

Otra evidencia científica reciente refleja que  personas mayores con más consumo de azúcares añadidos en su dieta tienen más riesgo de ser frágiles, según un estudio científico publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition, en el que ha colaborado investigadores españoles. El estudio ha examinado la asociación entre el consumo de azúcares añadidos en alimentos procesados y el desarrollo de fragilidad en personas mayores, que consisten en una pérdida de la reserva funcional y que tiene entre sus causas en la insuficiente masa muscular. La persona que padece esta fragilidad puede sufrir más caídas, más discapacidad, hospitalizaciones o ingresos en residencias, así como muerte prematura, explican los expertos.

Los resultados han mostrado que los participantes que consumían más de 36 gramos al día de azúcares añadidos desarrollaban el síndrome de fragilidad con una frecuencia dos veces mayor a la de aquellos que consumían menos de 15 gramos al día de dichos azúcares. Al mismo tiempo científicos del Centro de Biología del Envejecimiento aseguran que una dieta baja en calorías y azúcar ayuda a retrasar el envejecimiento y prolongar la vida. "Eso sugiere de forma muy clara que el azúcar reduce la esperanza de vida", señala Cynthia Kenyon, directora del centro.

MAYOR HOSPITAL

El peligroso zumito de las residencias

La endocrina Guadalupe Bay constata que muchos mayores de 60 años empiezan a consumir mayores dosis de azúcar según avanza su edad. "Las papilas gustativas van haciendo que los sabores desaparezcan con la edad, sin embargo lo dulce es de las últimas cosas que se pierden. Por eso muchos mayores toman cada vez más bebidas azucaradas y dulces”. Por tanto ella recomienda que no se consuman más de 30-50 gramos de azúcar al día y en el caso de los mayores de 60 años, esta recomendación se reduciría a 30 gramos ya que su metabolismo empieza a procesarlo peor. El problema es que la mayoría de los refrescos de marcas como Coca Cola, Pepsi o Schweppes exceden esta cantidad, que ronda los 35 en cada lata. 

En este sentido Bay señala los peligros del 'zumito' que se da a los mayores en la merienda de las residencias o incluso en casa. Un aspecto con el que coincide el nutricionista Luis Bellot, quien recuerda que esto también ocurre en hospitales, centros de día o en las propias casas debido a la falta de conciencia entre la población. Aún así desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (@seggeriatria) llaman a la calma. "Un adulto mayor sano puede tomar una bebida azucarada ocasionalmente. Sin embargo, los adultos mayores con diabetes u obesidad deberían evitar el consumo de estas bebidas", opina el geriatra Francisco Tarazona, vocal de la Junta directiva de SEGG. Como alternativas, sugieren el consumo de agua, leche, o infusiones sin azúcar.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como INJUVE.

… saber más sobre el autor