Economía

El Gobierno decepciona a consumidores, autónomos y expertos con las últimas ayudas aprobadas

Pepa Montero

Foto: POOL MONCLOA

Sábado 28 de marzo de 2020

7 minutos

Coronavirus: La ayudas económicas directas siguen siendo de unos 17.000 millones

Gobierno decepciona consumidores, autónomos con ayudas

Temor a que la flexibilización de ERTEs sea un coladero de despidos y afecte al talento sénior

Los puntos débiles del gran plan de Sánchez: exige celeridad y más apoyo a autónomos, según expertos

El Gobierno eximirá del pago de cotizaciones a las empresas que hagan ERTEs y no despidan

Moratoria de las hipotecas y garantía de los servicios básicos

Inyección de 200.000 millones

El pago de las pensiones, garantizado

Coronavirus: Estos son los requisitos para que no te corten luz, gas o agua por impago

Lee aquí el Real Decreto-Ley 8/2020, de Medidas Urgentes en materia económica

 

 

Poco más de una semana después de que el Gobierno de Pedro Sánchez (@sanchezcastejon) aprobara su plan de choque de medidas económicas para mitigar el impacto del coronavirus, con el que prevé movilizar hasta 200.000 millones de euros, las críticas de consumidores, familias, autónomos, economistas, técnicos de Hacienda... se hacen oír con fuerza, debido a que el Ejecutivo sigue sin acometer las esperadas ayudas para el alquiler o la renta básica, tampoco ha autorizado la exención temporal de cuotas a los autónomos, ni ha aprobado una prórroga de las declaraciones de impuestos.

Numerosas voces critican que las ayudas aprobadas hasta la fecha son insuficientes, sobre todo en comparación con países como Italia, Francia, Alemania o Reino Unido. En este último país, los autónomos cobrarán el 80% del sueldo por el coronavirus hasta un máximo de 2.500 libras (2.731 euros), igual que los trabajadores por cuenta ajena.

 

Consejo MInistros 27 marzo
Reunión del Consejo de Ministros del 27 de marzo.

 

Además, tal como desgrana el doctor en Economía por la Universidad de Valencia, Enrique Devesa, del paquete de 200.000 millones anunciado por el Gobierno, alrededor de 117.000 millones serán respaldados con fondos públicos. Pero hay que tener en cuenta que “la mayor parte de esta cantidad, 100.000 millones, es para avales y líneas de crédito que conceda la banca. Por lo tanto, solo quedan unos 17.000 millones para todo lo demás. A mi modo de ver, la valoración del coste de las medidas respecto a la Seguridad Social se ha quedado corto”, considera Devesa”. 

La misma reflexión hace el profesor de Economía Financiera de la UIB y economista de Enfintech (@Enfintech_com) Pau Monserrat (@pmonserrat). "Haciendo mis cuentas, los 117.000 millones de ayudas públicas, restando los 100.000 millones de avales y los 600 millones de financiación autonómica, resultan quedar en 16.400 millones, que sería la ayuda directa para todas las demás medidas. Espero equivocarme, pero inyección de dinero a familias, autónomos y pequeñas y medianas empresas, poco. Muy poco", lamenta Monserrat. 

El Gobierno "deja a los autónomos abandonados"

La decepción entre autónomos y consumidores se ha acrecentado este viernes, ya que el Consejo de Ministros extraordinario ha aprobado medidas de ámbito laboral, entre ellas prohibir los despidos por causas relacionadas con el Covid (lo que refuerza la protección de los trabajadores), pero se ha olvidado de otras reivindicaciones.

En concreto, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (@Yolanda_Diaz_), ha anunciado que "no se autorizarán despidos por causas relacionadas con el Covid-19. Si es posible acogerse a un ERTE, no será legítimo aplicar despidos". Díaz ha advertido: "Vamos a revisar de oficio todos los ERES que ahora se están tramitando. Si vemos fraude, las empresas tendrán que responder hasta el último céntimo, incluido lo percibido por el trabajador por el desempleo".

 

 

La restricción de los despidos objetivos (que conllevan una indemnización de 20 días por año trabajado) ha sido saludada por los sindicatos, que consideran que "los empresarios de este país tienen que saber que estamos en emergencia y que el procedimiento no puede ser despedir", en palabras de Pepe Álvarez y Unai Sordo (@UnaiSordo), secretarios generales de UGT y CCOO, respectivamente. No obstante, ambos sindicatos reclaman más medidas, como "resolver la situación de inseguridad de las empleadas de hogar".

También tilda de insuficientes estas medidas Patricia Suárez (@WonderWomanPSR), presidenta de la asociación de usuarios financieros ASUFIN (@asufin_). "El Gobierno sigue sin acometer las esperadas ayudas para el alquiler o la renta básica para que ninguna familia se quede atrás. Además, respecto a la moratoria hipotecaria aprobada, nos parece decepcionante que la redacción de la misma sea tan ambigua que esté dando lugar a que las entidades interpreten que será necesario cumplir los cuatro supuestos de vulnerabilidad para acceder a la misma. Una interpretación que deja fuera a la mayoría de las familias y que favorecerá a un número mínimo de hipotecados", detalla Suárez.

Las medidas económicas, o más bien la falta de ellas, es la causa del enfado mayúsculo de los autónomos, hasta el punto de que Lorenzo Amor (@lorenzoamor_ata), presidente de ATA, ha denunciado: “El Gobierno desoye el clamor popular y de toda la sociedad y deja a los autónomos solos y abandonados. Se niega a suspender la cuota de autónomos ante la grave situación que están viviendo de falta de ingresos y liquidez… Los autónomos tenemos también memoria”.

 

 

Por si fuera poco, Amor advierte de que la restricción de los despidos "va a provocar que se hundan muchas empresas en la miseria" y abocar a muchos autónomos a "iniciar concursos de acreedores para salvar la situación". El presidente de ATA se aliena así con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE @CEOE_ES) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), que alertan de que las nuevas medidas de ámbito laboral aprobadas este viernes "van a impedir poner las bases de la necesaria recuperación económica de España".

Retraso de impuestos y de cuotas, necesario según expertos

Y si los autónomos y empresarios exigen al Ejecutivo de Sánchez una batería de medidas económicas de mayor liquidez y menor rigidez, los economistas critican que el Gobierno no haya aplazado impuestos y cuotas, piden flexibilizar las ayudas y clarificar los avales. Así, el Consejo General de Economistas (CGE @EconomistasOrg) ve "absolutamente irracional" que parte de los créditos se tengan que destinar a pagar impuestos y cuotas a la Seguridad Social, en vez de aplazar estos pagos hasta que pase la crisis. Piden además ampliar la segunda oportunidad para personas físicas, autónomos y emprendedores, para paliar los efectos derivados de la crisis del coronavirus.

“La situación extraordinaria provocada por la crisis del coronavirus exige soluciones más profundas que puedan beneficiar fundamentalmente a las personas físicas, autónomos, emprendedores, startups, micropymes y pequeñas empresas”, reclama el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich.

Por su parte, los gestores administrativos insisten en aplazar el calendario fiscal de la Agencia Tributaria y de la Tesorería de la Seguridad Social, como señalan que ya lo están haciendo las comunidades autónomas y ayuntamientos, o, de lo contrario, el Gobierno "se va a quedar solo". Según el presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos (@ConsejoGestores), Fernando Santiago (@FdoJSantiago), mantener el calendario fiscal "puede poner en riesgo la salud de los gestores y asesores" y "aboca a pequeñas y medianas empresas y autónomos a incumplir sus obligaciones fiscales".

Asimismo, la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aaedaf @AEDAF) lamenta "la falta de sensibilidad a la hora de entender el posible incumplimiento forzado de obligaciones tributarias", sobre todo los referidos al primer trimestre de 2020.

Los consumidores ven fallas en la moratoria hipotecaria

Tal y como denuncia la asociación de consumidores ADICAE (@ADICAE), "los consumidores se están encontrando con barreras y dificultades burocráticas a la hora de recopilar toda la documentación exigida para acreditar las condiciones de acceso a la moratoria". La asociación, que preside Manuel Pardos, cree que estos obstáculos pueden llevar al "fracaso o limitación de la eficacia de la medida" puesto que les ponen dificultades para acceder a documentación, dado que no todos disponen de certificados digitales, lectores de DNI electrónico, o simplemente no saben cómo hacerlo. Pardos reclama también ampliar la moratoria hipotecaria a los créditos al consumo y demanda ayudas a los alquileres.

Igualmente, FACUA (@facua) denuncia que los bancos están exigiendo a sus clientes que cumplan todos los supuestos de vulnerabilidad económica que recoge el Real Decreto-ley para conceder la moratoria de hipotecas, y de ser así, “el número de familias que podría optar a la moratoria quedaría desproporcionadamente restringido”, señala la asociación, cuyo portavoz es Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW).

Los empresarios, contra la cláusula de no-despidos

El Consejo de Ministros de este viernes tampoco ha atendido la petición de los empresarios de que se suprima la condición de no despedir en los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad para sumarse al nuevo ERTE.

 

MInistra Yolanda Díaz
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

 

Al contrario, la ministra Yolanda Díaz ha dicho que el compromiso del Gobierno es "con la gente más necesitada", y que “en aras a la cantidad de recursos públicos que vertimos en el sistema, incluso exonerando a las empresas del pago a la Seguridad Social, tiene que haber un compromiso con el mantenimiento del empleo. Pido a los empresarios que sean ejemplares y mantengan los puestos de trabajo".

Muy crítico con la prohibición de despedir por causas relacionadas con el coronavirus es el economista Daniel Lacalle (@dlacalle), quien fuera gurú económico del PP. “La prohibición de despedir mientras se mantienen impuestos y escollos es la típica medida intervencionista que finge proteger y solo empeora: 1) Lleva a empresas asfixiadas por el cierre a tener que cesar negocio y echar a todos, en vez de alguno y  2) Lleva a no contratar después”, ha manifestado en las redes sociales.

Avalancha de ERTES

La avalancha de ERTEs por la suspensión de actividad por el coronavirus afecta a más de un millón de trabajadores, según cálculos realizados por Europa Press. Aunque la cifra de afectados por despidos todavía no está clara, los sindicatos UGT y CCOO auguraron este jueves que las rescisiones de contratos y finalización de temporales sería de un millón a finales de marzo.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?