Pensiones

Mochila austriaca: así afecta al despido y al cambio voluntario de empresa

Pepa Montero

Lunes 31 de agosto de 2020

9 minutos

Por error de Podemos, un sistema parecido a la mochila se aprueba como propuesta económica

Mochila austriaca: así afecta al despido y al cambio voluntario de empresa
Pepa Montero

Lunes 31 de agosto de 2020

9 minutos

Mochila austriaca: ventajas e inconvenientes del sistema

Doménech (BBVA) y Sagardoy proponen una indemnización por despido con la 'mochila austriaca' 

La mochila austriaca: ¿quién la financia y quién la administra?

De la 'mochila austriaca' a la 'mochila azul'

 

La Comisión de Reconstrucción del Congreso aprobó en julio las conclusiones de sus cuatro grupos de trabajo, que serán remitidas al Pleno de la Cámara para su debate y aprobación. Entre ellas, se incluye la creación de un fondo de capitalización individual para los trabajadores, es decir, un sistema parecido a la mochila austriaca, que se nutriría con aportaciones mensuales de las empresas y que acompañaría al empleado durante toda su vida laboral, haciéndose efectivo en caso de despido, de cambio voluntario de empresa o de jubilación.

La tramitación de esta iniciativa fue un error de Unidas Podemos (@PODEMOS), que votó antes de las vacaciones a favor junto a PP, Ciudadanos, Coalición Canaria y Teruel Existe esta propuesta de JxCAT, a la que en cambio se opusieron el PSOE, Esquerra Republicana y el PNV. Al darse cuenta de su error, el diputado de Podemos Ismael López trató de repetir la votación, a lo que se negó el presidente de la Comisión, el socialista Patxi López.

Según la iniciativa aprobada, para los nuevos contratos se articularía un fondo individual de capitalización para los trabajadores, una especie de hucha, que se iría llenando con las aportaciones mensuales de la empresa, en función del sueldo.

Con independencia de lo que suceda posteriormente en la votación en el Congreso, lo cierto es que existe un debate sobre la implantación de la mochila austriaca en nuestro país, tal como han defendido recientemente el Banco de España y BBVA Research. Los sindicatos se oponen al sistema, porque aseguran que facilitaría y abarataría el despido; y las empresas no parecen muy favorables al modelo, ya que todas (y no solo las que planean realizar despidos) tendrían que provisionar la cuenta individual de cada trabajador, movilizando recursos que a menudo no tienen disponibles, sobre todo las pequeñas y medianas empresas.

Así impacta la mochila austriaca en el despido

 

Modelo de la mochila austriaca

 

En general, y simplificando, si se adoptara la mochila austriaca en España, ello significaría sustituir el sistema tradicional de indemnización por despido por un fondo individual de capitalización destinado a los trabajadores, que incluiría también un complemento a las pensiones. Es decir, ahora mismo, un trabajador que es despedido de modo improcedente tiene derecho a cobrar de la empresa una indemnización de 33 días por año, si el contrato es de fecha posterior al 12 de febrero de 2012, con un máximo de 24 mensualidades. En países como Austria, en cambio, el trabajador se marcha llevándose consigo su mochila, es decir, las cantidades que la compañía ha ido abonando mensualmente en una cuenta a su nombre, y que equivalen a un 1,5% del salario bruto.

Es decir, ese dinero almacenado en la mochila son cuotas mensuales que funcionan como una indemnización diferida para los trabajadores. El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero se planteó introducir la mochila austriaca en 2010, y Ciudadanos y el Partido Popular (PP) la han llevado en sus programas electorales. Además, a principios de este año, el Gobierno de Pedro Sánchez apuntó la posibilidad de estudiar la adopción del modelo.

La empresa no pagaría nada al despedir

En Austria, donde la mochila nació y funciona, las empresas no realizan pagos específicos en el momento de despedir a un empleado, precisamente porque esa cobertura la efectúa el fondo individual. Ahora bien, algunos expertos y sindicatos prevén que, de trasladarse el modelo a España, supondría una rebaja de la actual indemnización por despido. Así, Anatolio Díez, secretario general UJP-UGT (@UJP_UGT), expone en su artículo De la mochila austriaca a la mochila azul, publicado en este diario, que significaría “una nueva reforma lesiva para los intereses de la clase trabajadora, con implicaciones a futuro negativas en el sistema público de pensiones”.

En esa misma línea, Unai Sordo (@UnaiSordo), secretario general de Comisiones Obreras, aseguraba en una entrevista con 65Ymás: “Si la mochila austríaca conlleva una reducción de la indemnización por despido, ya adelanto que nos opondremos. ¿Va a suponer que las empresas hagan una sobrecotización para, en vez de tener que pagar cada vez que despiden a alguien una indemnización, se vaya dotando un fondo para que ese gasto no se haga de golpe? Esto se puede hablar. El quid de la cuestión es quién pagaría la mochila. Porque el dinero no puede salir de más cotizaciones sociales, ni se puede detraer de la Seguridad Social". 

Y Pepe Álvarez, secretario general de UGT (@UGT_Comunica), insistía en su entrevista con este medio en que "la mochila austriaca es el despido libre. Significa que tú tienes en tu mochila individual un dinero; si te vas de la empresa te lo llevas, pero si el empresario te despide, te pagan con ese dinero. Si se implanta la mochila y uno llega a los 55 años en una situación como la de los afectados por los ERE en la banca, ya no habría que negociar las condiciones del despido, porque la empresa tiraría de la mochila diciendo que ese es el despido legal que le corresponde al trabajador.

Con el porcentaje austriaco, la mochila es peor que la indemnización

En el informe Mochila austriaca: luces y sombras, Álvaro Granado, responsable de Pensiones de KPMG Abogados (@KPMG_ES), realiza la siguiente estimación, para un empleado que inicia su carrera laboral en el momento que se pone en marcha la mochila:

-Despido objetivo: la mochila sería más beneficiosa que la indemnización, si las aportaciones al fondo superaran el 5,48%.

-Despido improcedente: la mochila resultaría más beneficiosa si las aportaciones fueran mayores del 9,04%.

Hay que recordar que, en el fondo implementado en Austria, la cotización fija es del 1,53% sobre los salarios, es decir, en torno a 5‐6 días de salario por cada año trabajado.

"Si la mochila se implantara con el porcentaje del sistema austriaco, no sería más beneficiosa que la indemnización por despido", resalta el documento elaborado por Álvaro Granado.

Mochila austriaca y despido

 

La mochila permite la movilidad laboral llevándose el dinero acumulado

Con la fórmula de la mochila austriaca, el trabajador puede marcharse de la empresa libremente, llevándose con él la virtual indemnización que haya acumulado a lo largo de los años, pasando de una compañía a otra, sin perder sus derechos acumulados. En Austria, si una persona decide marcharse voluntariamente de su empresa, puede trasladar esa especie de mochila a otra compañía, sin perder ningún derecho.

La mayoría de los expertos, entre los que se cuenta Roberto Pereira Costa, presidente de Economistas Asesores Laborales (EAL), del Consejo General de Economistas (@EconomistasOrg), están convencidos de que “fomentaría la creación de un modelo único de contrato, eliminando la dualidad actual, y generaría confianza en el sistema para la movilidad laboral, además de suprimiendo los agravios comparativos existentes en nuestro modelo de relaciones laborales, con el cobro de las indemnizaciones por despido”.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor