Cine

5 películas sobre gastronomía que te abrirán el apetito

Domingo 24 de noviembre de 2019

3 minutos

No te olvides de comprar las palomitas. Es imposible no comer mientas estés viendo estas películas

Tilda Swinton en Io sono l'amore (Mikado Film)

Si te gusta el cine y eres un amante de la cocina y la gastronomía, seguro que has visto o te suenan películas como Julie & Julia, con la maravillosa Meryl Streep interpretando a la chef Julia Child, o El festín de Babbete, premiada con el Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1987. No nos olvidamos de Ratatouille, sin duda una de nuestras favoritas. Otros grandes títulos donde la comida es casi un personaje más en la historia han sido la francesa Chocolat, con la siempre elegante Juliette Binoche; Como agua para chocolate y su cocina tradicional mexicana; la francesa La cocinera del presidente; Deliciosa Martha; o Un viaje de diez metros, con una gran interpretación de Helen Mirren.

Como damos por hecho que todas estas ya las conoces, rebuscamos un poco más para recomendarte otras películas menos comerciales que puede que todavía no hayas visto. Toma nota, porque hemos seleccionado 5 deliciosas joyas del cine, donde también tendrás que poner a funcionar el sentido del gusto para disfrutarlas.

‘Una pastelería en Tokio’, Naomi Kawase ( Japón, 2015)

El cine de Kawase es tranquilo, bello, armonioso, contemplativo. Este trabajo, a pesar de ser una película muy pequeña e intima, fue un gran éxito de taquilla. Es una historia tierna, de soledades y prejuicios, con unos personajes frágiles y melancólicos y maravillosamente interpretados por sus actores. La historia gira en torno a una pequeña pastelería donde sirven los famosos dorayakis japoneses (pastelitos rellenos de una pasta dulce de judías rojas).

‘Yo soy el amor’, Luca Guadagnino (Italia, 2009)

El director de Call me by your name realiza en 2009 una película sorprendente de resignaciones y rebeliones familiares. Emma (Tilda Swinton) es la madre de una familia muy rica de la burguesía industrial lombarda. El joven cocinero Antonio es ajeno a todo este mundo, pero a través de su cocina y la pasión que surge entre ellos, le hará ver a Emma que ese tampoco es su sitio. Sin embargo, para que los dos puedan romper con todo tendrán que pagar un precio muy alto. Es una película arriesgada y valiente sobre una historia de amor que empieza por el estómago.

‘La Vida Dolça’, Marta Alonso (España, 2012)

“La vida es dulce siempre. Solo tienes que poner un poco de azúcar para que todo vaya bien” es una de todas las grandes frases que salen de la boca de Miquel Pujol en este maravilloso documental de 30 minutos. Las cámaras siguen a este pastelero artesano en los últimos días de vida de su pastelería en el centro de Palma de Mallorca. Después de 50 años endulzando la vida a vecinos y turistas, Miquel echa el cierre de su establecimiento centenario, por el que han pasado nombres como Miquel Barceló, María del Mar Bonet o Joan Manuel Serrat. Miquel, fallecido en 2014, es un personaje apasionante y necesario por la inteligencia y la verdad que desprende. Totalmente recomendable. El documental está disponible en la plataforma de Filmin. 

‘Una receta familiar’, Eric Khoo (Singapur, 2018)

Un joven chef de ramen deja su ciudad natal en Japón para saber más sobre el pasado de sus padres ya fallecidos. En busca de la verdad, se embarca en un viaje culinario hacia Singapur, para descubrir los secretos de su familia y las maravillosas recetas de la cocina de todos esos lugares. Una película donde la gastronomía es el punto de encuentro en las relaciones familiares y personales.

‘Comer, beber, amar’, Ang Lee (Taiwan, 1994)

Es la tercera película de Ang Lee y con la que consigue consagrarse como director internacional, gracias a su segunda nominación al Oscar a la Mejor Película Extranjera. Una comedia sobre la vida de un chef de Taipei y sus tres hijas, que empezará a complicarse por diversos acontecimientos. Es una película de emociones, donde la gastronomía tradicional china se ve amenazada por la llegada de la comida rápida y los cambios de los valores familiares. La cocina sirve de trasfondo y metáfora de los cambios sociales y familiares que están por venir.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?