Cine

Se cumplen 120 años del nacimiento de Humphrey Bogart: sus mejores películas

Marco Herrera

Foto: Warner Bros.

Miércoles 25 de diciembre de 2019

5 minutos

El 24 de diciembre se cumplirán 120 años del nacimiento de Bogart, símbolo indiscutible de Hollywood

120 años del nacimiento de Humphrey Bogart; Bogart en Casablanca

El nombre Humphrey Bogart es sinónimo de cine, todo un clásico que con sus actuaciones fue catapultado a lo que es considerado hoy en día: uno de los mayores iconos que el séptimo arte ha dado en sus más de 100 años de historia. Nacido en Nueva York en 1899, comenzaría su carrera de forma tardía, a los 29 años, y hasta su muerte no pararía de coleccionar papeles y películas memorables.

Por una de ellas, Casablanca, una de las obras más populares y respetadas de la meca del cine, ganaría su único Oscar de la Academia a Mejor Actor Principal, aunque conseguiría muchas más nominaciones y otros galardones de enorme prestigio en su incomparable carrera. El próximo 24 de diciembre se cumplirán 120 años de su nacimiento y lo celebramos repasando las mejores películas del excepcional actor, símbolo como pocos del cine clásico.

El halcón maltés (1941)

Este noir fue una de las películas que cambiaron la carrera de Bogart, tras años trabajando como actor secundario. El halcón maltés se convirtió en la película de detectives por antonomasia hasta el estreno de El sueño eterno (1946). En ella Bogart es un detective privado que se involucra en un caso lleno de giros de guion, teniendo que lidiar con los criminales más peculiares. Dirigida nada menos que por John Huston, la película saca lo mejor del género negro, sirviendo como uno de sus principales exponentes.

Casablanca (1942)

Una de las películas más populares e influyentes de todos los tiempos, ganadora del Oscar a Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guion, es también la obra con la que medio planeta identifica a Bogart. Su trama cuenta como Rick Blaine, dueño de un club nocturno, protege a Ilsa Laszlo, interpretada por Ingrid Bergman, un antiguo amor con el que compartió intensos días en el París previo al estallido de la Segunda Guerra Mundial, y con la que vuelve a retomar la pasión, a pesar de que esta llega a la ciudad acompañada de su nuevo marido, Viktor.

Tener y no tener (1944)

Basada en la novela homónima de Ernest Hemingway y dirigida por un grande de la época como Howard Hawks, en ella se conocieron Bogart y la que sería su esposa hasta su fallecimiento: la espectacular Lauren Bacall. El film cuenta la historia de Harry Morgan y su compañero alcohólico, Eddie, que viven en la isla de Martinica y tripulan un bote disponible para alquilar. Sin embargo, dado que la Segunda Guerra Mundial acontece en ese momento, se ven obligados contra su juicio a violar su neutralidad y a coger un trabajo para la resistencia, transportando a un fugitivo que huye de los nazis a la isla.

A través de todo esto corre la tormentosa relación entre Morgan y Marie "Slim" Browning, una simpatizante de la resistencia y la descarada cantante del club donde Morgan pasa la mayor parte de sus días.

El sueño eterno (1946)

De nuevo a las órdenes de Howard Hawks y con Bacall como compañera de reparto, la película está basada en la colección de historias cortas Asesino bajo la lluvia, de un auténtico referente del género negro como Raymond Chandler. En ella el investigador privado Philip Marlowe es contratado por un general adinerado para averiguar y evitar que su hija, Carmen, sea chantajeada por deudas de juego. Marlowe se encontrará en lo más profundo de una red de triángulos amorosos, chantaje, asesinatos, juegos de azar y crimen organizado. Con la ayuda de Vivian, Marlowe trama un plan para liberar a la familia de esta red y atrapar al verdadero culpable.

Cayo Largo (1948)

Siete años más tarde, Bogart volvió a ponerse a las órdenes de John Huston para un thriller sobre el crimen organizado. Acompañado de un secundario de lujo como Edward G. Robinson y de su esposa y pareja habitual en la gran pantalla, Bacall, la película se centra en Frank McCloud, que viaja a un hotel deteriorado en Cayo Largo para honrar el recuerdo de un amigo que murió valientemente en su unidad durante la Segunda Guerra Mundial. La viuda de su amigo, Nora Temple y su padre en silla de ruedas llevan la dirección del hotel y lo reciben calurosamente, pero los tres pronto se encontrarán prisioneros cuando son invadidos por una mafia de gángsters liderados por Johnny Rocco.

El tesoro de Sierra Madre (1948)

Por segunda vez en 1948, Bogart se puso a las órdenes de Huston, pero esta vez para un film muy distinto, rozando el western y el cine de aventuras. En el film, Fred C. Dobbs y Bob Curtin, ambos en una racha de mala suerte en Tampico, México, en 1925, se encuentran con un prospector llamado Howard y deciden unirse a él en busca de oro en la selva del centro de México. A través de enormes dificultades, finalmente logran encontrar oro, pero los bandidos, los elementos del terreno y, sobre todo, la avaricia, amenazan con convertir su éxito en un desastre.

En un lugar solitario (1950)

El aplaudido Nicholas Ray contó con Bogart como protagonista en este film noir en el que hacía pareja con Gloria Grahame. El guionista Dixon Steele, enfrentado a la odiosa tarea de escribir un superventas de mala calidad, hace que Mildred Atkinson le cuente una historia de sus propias palabras. Más tarde, Mildred es asesinada y Steele es el sospechoso principal; su historial de beligerancia cuando está en estado de embriaguez y su macabro sentido del humor no juegan a su favor. Afortunadamente, la vecina encantadora Laurel Gray le da una coartada. Laurel demuestra ser justo lo que Steele necesitaba y su amistad se convierte en amor. ¿La sospecha, la duda y los demonios internos de Steele se interpondrán entre ellos?

La Reina de África (1951)

Basada en una novela de C.S. Forester y bajo al dirección, una vez más, de John Huston, Bogart compartía protagonismo con una actriz tan icónica en el mundo del cine como él: Katherine Hepburn. La historia se centra en septiembre de 1914, las noticias llegan a la colonia alemana de África de que Alemania está en guerra, por lo que el reverendo Samuel Sayer se convierte en un extranjero hostil. Las tropas imperiales alemanas queman su misión; es golpeado y muere de fiebre. Su educada y presuntuosa hermana Rose Sayer lo entierra y se va en el único transporte disponible, el destartalado barco de vapor del río 'African Queen' del cascarrabias Charlie Allnut.

Sabrina (1954)

De nuevo con otra superestrella femenina como compañera de reparto, esta vez la joven Audrey Hepburn, y con otro reconocido actor de la época como William Holden, Bogart se ponía por primera y única vez en su trayectoria a las órdenes de un genio como Billy Wilder. Linus y David Larrabee son los dos hijos de una familia muy rica. Linus es todo trabajo: dirige el imperio corporativo familiar sin tiempo para una esposa y una familia. David es todo ocio y juego, técnicamente empleado en el negocio familiar, nunca se presenta al trabajo, pasa todo el tiempo en actividades lúdicas y se ha casado y divorciado tres veces. 

 
0

No hay comentarios ¿Te animas?