Cine

El deporte en el cine: las 5 mejores películas de todos los tiempos

David Vargas

Sábado 24 de octubre de 2020

1 minuto

Este género, por sus ingredientes de rivalidad, sacrificio y superación, ha dado grandes títulos

El deporte en el cine: las 5 mejores películas de todos los tiempos
David Vargas

Sábado 24 de octubre de 2020

1 minuto

El idilio entre deporte y cine viene de lejos. Ya en 1942 Sam Wood dirigió una película con Gary Cooper como protagonista, El orgullo de los Yanquis, sobre una leyenda del béisbol. Desde entonces, no hay añada que no traiga su cosecha de títulos deportivos. En esta sección, ya hemos hablado del amor del cine por el boxeo. Hoy vamos a recordar otros clásicos del género que también han abordado con inteligencia y buen hacer esos temas universales que el deporte ejemplifica a la perfección: compañerismo, ambición, superación y espíritu de sacrificio. Veamos cuáles son.

‘Carros de fuego’

Película de 1981 que narra la vida de dos atletas británicos excepcionales en la década de 1920: Harold Abrahams (a quien da vida el actor Ben Cross) y Eric Lidell (interpretado por Ian Charleson). Cada uno corría por motivos diferentes, pues pertenecían a mundos opuestos, así que tenían su propio concepto de lo que significaba el triunfo. Gano 4 premios Óscar, entre ellos el de mejor película y banda sonora, con esa música memorable de Vangelis. La forma de filmar esa rivalidad entre ambos y también ese fair play se mantienen intactos después de casi 40 años.

‘Evasión o victoria’

Película dirigida por el maestro John Huston, con Michael Caine, Sylvester Stallone y Max von Sydow como protagonistas. Está a medio camino entre el drama bélico y deportivo. Trata sobre un grupo de prisioneros aliados en un campo de guerra nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Uno de los capitostes nazis decide organizar un partido entre los reclusos y una selección de futbolistas alemanes. La película está basada en un hecho real y ensalza la nobleza de sus protagonistas, por supuesto los prisioneros aliados. Una curiosidad: en la cita aparecen estrellas del fútbol como Pelé o Bobby Moore.

‘Invictus’

Morgan Freeman protagoniza esta cinta de Clint Eastwood en la que da vida al mito nacional sudafricano Nelson Mandela. Es la adaptación de un libro de John Carlin, que narra la puesta en libertad de Mandela, su llegada a la presidencia del país y la abolición del apartheid. ¿Y el deporte? Mandela utilizó la celebración de la Copa Mundial de Rugby en Sudáfrica (deporte nacional) con el objetivo de reconciliar la mayoría negra y la minoría blanca. Es una película muy idealista, pero la historia está muy bien contada y envía un mensaje maravilloso de unidad y compañerismo en el deporte y en la vida.

‘Rush’

Esta película de Ron Howard de 2013 nos cuenta la historia de la férrea rivalidad que hubo entre dos grandes de la fórmula 1: James Hunt (a quien da vida Chris Hemsworth) y Niki Lauda (interpretado por Daniel Brühl). Y es que estos dos pilotos eran como la noche y el día. Para Hunt la fórmula 1 era un divertimento más, tenía una visión de la vida más ligera, más alegre. Lauda, en cambio, era mucho más metódico y sacrificado. Claro, luego en la pista saltaban chispas, porque, además, ambos tenían un ego descomunal. Es un drama enérgico y tiene una fotografía magnífica; esa textura años 70 está muy lograda. Ya puedes disfrutar de este filme en Netflix y Amazon Prime Video.

‘Yo, Tonya’

He guardado para el final este drama biográfico sobre una promesa del patinaje sobre hielo, por todo lo que tiene de juego sucio y de ir en contra de todos los valores que se le presupone al deporte. Esta cinta también nos muestra sus miserias. Cuenta la historia de Tonya Harding (interpretada por una brillante Margot Robbie), una patinadora americana que consiguió su sueño de participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994 quitándose de encima a su competidora más directa, Nancy Kerrigan. El exmarido de Harding golpeó con una barra de hierro a Kerrigan en la rodilla para acabar con su carrera. Al final se hizo justicia poética: Kerrigan pudo participar en los Juegos y ganó una medalla de plata, mientras que Harding, que también participó, quedó octava. Esta pequeña joya está disponible en Amazon Prime Video y Filmin.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?