Gastronomía

Cómo hacer salmón ahumado en casa de forma fácil

David Vargas

Foto: Bigstock

Sábado 28 de mayo de 2022

5 minutos

La técnica del ahumado ya se usaba en la prehistoria para preservar los alimentos durante más tiempo

Cómo hacer salmón ahumado en casa de forma fácil
David Vargas

Foto: Bigstock

Sábado 28 de mayo de 2022

5 minutos

Lo bueno del salmón ahumado casero es que es perfecto para sorprender a tus invitados en cualquier celebración y, además, lo puedes marinar a tu gusto. Otro punto a favor de esta receta es que puedes utilizarla en multitud de elaboraciones, como por ejemplo en una ensaladilla, en un tartar, en papillote... Y, para acompañarlo, puedes preparar una vinagreta o una salsa tártara. ¡Sea como sea estará delicioso! Toma nota para saber cómo hacer salmón ahumado casero.

Ingredientes para 4 personas

Salmón fresco – 1 kilo

Sal gorda – 325 g

Azúcar moreno – 50 g

Sal ahumada (la encontrarás en tu supermercado por unos 3 euros) – 1,5 gramos

Cómo hacer salmón ahumado en casa de forma fácil

Receta paso a paso

1 Antes de preparar el salmón, pártelo en dos lomos y retira las espinas, pero no quites la piel. Congélalo durante dos días. El pescado fresco requiere de un proceso de congelación si se va a tomar crudo para prevenir el anisakis. Pasados esos dos días, descongélalo en la nevera.

2 Mezcla la sal ahumada, la sal gorda y el azúcar. Coloca una de las partes del salmón con piel sobre la mezcla de sal y azúcar. Cubre con la otra parte de salmón, siempre dejando a piel hacia fuera. Asegúrate de que queda cubierto del todo.

3 Envuelve el salmón con papel de aluminio y colócalo en una fuente o bandeja de vidrio. Pon una bandeja o plato sobre el pescado y encima algo de peso, como, por ejemplo, dos paquetes de arroz de un kilo o dos briks de leche. Te vale cualquier cosa que pese unos dos kilos.

4 Deja que repose en la nevera al menos 48 horas, ten en cuenta que cada 12 horas más menos hay que retirar el líquido que va soltando el pescado.

5 Pasado el tiempo de reposo, prueba el salmón, ya que a veces necesita más tiempo para quedar al estilo ahumado. Si la textura no te convence, deja que repose medio día más. Debes tener un poco de paciencia, ya verás como el resultado valdrá la pena.

6 Una vez la textura del salmón esté a tu gusto, toca limpiarlo. Puedes retirar la sal suavemente con un papel de cocina o colocarlo en un escurridor y limpiarlo con un hilillo de agua poco a poco. Después, sécalo muy bien.

7 Por último, retira la piel del salmón ahumado con un cuchillo bien afilado. ¡Y listo para filetear a tu gusto! Puedes guardar lo que sobre en el frigorífico, pero tendrás que consumirlo en tres días.

Cómo hacer salmón ahumado en casa de forma fácil

 

Sobre el autor:

David Vargas

David Vargas es periodista y redactor especializado en temas de ocio.

… saber más sobre el autor