Gastronomía

Semana Santa, tiempo de tomar bacalao en platos tradicionales o innovadores

Mariola Báez

Sábado 13 de abril de 2019

3 minutos

Desde el potaje de vigilia a los buñuelos, el bacalao es un alimento saludable que da mucho juego

Bacalao potaje de vigilia en Semana Santa (bigstock)
Mariola Báez

Sábado 13 de abril de 2019

3 minutos

La costumbre de tomar pescado en Semana Santa tiene un origen eclesiástico, ya que, durante siglos la Iglesia ha determinado la abstención de tomar carne durante los viernes de Cuaresma y también en la semana a la que precede. Además, antaño, el bacalao salado era un pescado relativamente sencillo de conseguir (más que el fresco) por la alta durabilidad que le daba su proceso de conservación a base de sal.

Seas o no creyente, la Semana Santa es una buena excusa para tomar este alimento, rico en nutrientes y bajo en grasas, que permite preparar platos de toda la vida y también recetas de nueva cocina igual de apetecibles.

bacalao en semana santa (Bigstock)

Disfruta del bacalao pero bien desalado

El bacalao es un pescado blanco, con un considerable contenido en proteínas, que también aporta vitaminas, especialmente del grupo B, así como minerales esenciales como el potasio, el fósforo o el magnesio.

El bacalao tradicional de Semana Santa es el salado y es importante desalarlo correctamente para evitar una ingesta excesiva de sodio, sobre todo si se padece hipertensión o problemas de retención de líquidos, en cuyo caso el consumo de sal debe estar limitado.

Desalar el bacalao implica ponerlo en agua fría con antelación, unas 48 horas, cambiando el agua cada 4-6 horas. Otra opción es adquirirlo ya desalado, bien para consumo inmediato o bien congelado para prepararlo cuando quieras.

Potaje de vigilia

La Semana Santa es la oportunidad perfecta para  disfrutar de las deliciosas torrijas y, además, para preparar y probar recetas tan sanas como el tradicional potaje de vigilia. Su elaboración es sencilla. Solo tienes que hacer un buen sofrito al que añadir lomos o migas de bacalao, garbanzos y alguna verdura como acelgas, berros o espinacas. Un plato muy completo que sienta fenomenal.

Buñuelos de bacalao

Los buñuelos de bacalao son otra sugerencia a tener en cuenta. La masa se prepara con harina, huevos, ajo y perejil y a ella debes añadir el bacalao desmigajado. Tras dejarla reposar unos diez minutos, ya puedes dar forma a tus buñuelos para freírlos en abundante aceite bien caliente (sin humear).

Croquetas

Las croquetas también resultan perfectas como plato principal o guarnición. Si sueles hacerlas, pero te apetece probar algo nuevo, anímate a preparar en su lugar unos deliciosos bolinhos de bacalao portugueses, para los que, básicamente, solo tienes que sustituir la masa de harina por patata hervida y triturada.

Estas son solo algunas ideas para que disfrutes de un pescado repleto de buenas propiedades en Semana Santa y, después… también.