Música

El Fary, de taxista a cantante de éxito e icono "torrentiano"

Carlos Losada

Foto: Antena 3

Miércoles 19 de junio de 2019

2 minutos

Hace 12 años falleció el artista que se hizo a sí mismo a base de tesón y creer en sus opciones

El Fary en la serie Menudo es mi padre

No era el hombre más guapo de España, ni tenía la mejor voz. Tampoco tuvo facilidades para hacerse un hueco en el mundo de la música y, sin embargo, El Fary consiguió labrarse una carrera musical e incluso llegó a protagonizar una serie de televisión.

De hecho, cuando falleció, el 19 de junio de 2007, fue noticia en todo el país. Se había muerto una de esas figuras que despertaba simpatía en la audiencia gracias a su desparpajo y su eterna sonrisa.

El niño de Las Ventas

José Luis Cantero nació y se crió cerca de la Plaza de Toros de Las Ventas. Su familia tenía pocos ingresos, de modo que con el tiempo tuvo que dedicarse a cualquier trabajo que le saliera para ganarse unos dineros. Eso le llevó a ser jardinero y a trabajar como taxista, la profesión por la que sería conocido en adelante.

Durante todo ese tiempo, Cantero tenía un sueño y no era otro que triunfar en el mundo de la música. En el barrio llegó ser conocido como El Farina de Ventas, por cantar el repertorio de su ídolo Rafael Farina. No en vano, el nombre artístico de El Fary viene de ahí.

Se hace un hueco

A pesar de las dificultades, El Fary siguió insistiendo en su música. Cantaba en locales, en fiestas y en donde fuera necesario. Y con lo que ahorró conduciendo el taxi, llegó a hacerse sus propias grabaciones, que después vendía en El Rastro de Madrid con el objetivo de sumar aficionados a su peculiar modo de cantar.

Poco a poco comenzó a ser conocido. Su estilo coplero con algún ritmo pop y con letras cotidianas comenzó a gustar a la audiencia y comenzó a ser conocido. Tanto fue asi que llegó a ser invitado al mítico programa Estudio Abierto de José María Íñigo. Lo había conseguido.

Taxi, serie e icono

A sus creaciones El Fary le unía su gracejo y una simpatía que calaba en los espectadores. Conocida su anécdota de pasar una noche con Ava Gardner (esperando en el taxi cuando se dedicaba a ello), el cantante tiraba habitualmente de la sabiduría popular.

En los años 90 incluso llegó a protagonizar la serie Menudo es mi padre, en la que interpretaba precisamente a un taxista, pero no fue hasta que Santiago Segura lo convirtió en el cantante favorito de su Torrente cuando se convirtió en icono. El éxito de esta saga de humor fue tal que El Fary llegó a tener su muñequito para adornar el coche.

Así pues, no cabe duda que José Luis Cantero logró lo que había soñado desde niño.

0

No hay comentarios ¿Te animas?