Televisión

Nicole Kidman y Hugh Grant se enfrentan al peor final posible para una serie

David Vargas

Foto: HBO

Sábado 19 de diciembre de 2020

1 minuto

‘The Undoing’, la miniserie de 6 capítulos de HBO, ha dejado atónitos a público y crítica

Nicole Kidman y Hugh Grant se enfrentan al peor final posible para una serie
David Vargas

Foto: HBO

Sábado 19 de diciembre de 2020

1 minuto

Qué lástima. La serie prometía mucho. De hecho, seguimos pensando que es una de las grandes apuestas de este 2020. Tener a Nicole Kidman y a Hugh Grant como protagonistas absolutos de la historia y al fantástico Donald Sutherland como secundario de lujo ya es de por sí una garantía. Además, contábamos con el sello de calidad de HBO. ¿Qué ha podido salir mal? Pues básicamente creemos que ha sido un problema de guion, porque los actores están estupendos y la dirección de fotografía, con esa ciudad de Nueva York en pleno invierno y cubierta de nieve, es excelente. Vamos a tratar de analizar qué es lo que no ha funcionado. ¡Atención! A partir de este punto habrá spoilers.

Grace (Nicole Kidman) es una mujer de éxito tanto en lo profesional, reconocida psicóloga clínica, como en lo personal, profundamente enamorada de su marido, Jonathan (Hugh Grant), y con un hijo inteligente que acude a uno de los colegios más prestigiosos de la ciudad. Por supuesto, viven en un pisazo en pleno Upper East Side y organizan galas benéficas para recaudar fondos. Todo es perfecto hasta que se cruza en su vida Elena, otra madre del colegio que se hace amiga de Grace y que acaba brutalmente asesinada en su estudio. A partir de este punto, la serie se pone interesante. Se trata de descubrir quién es el asesino y no hay muchos candidatos.

Fotograma HBO

 

El marido, quién si no

El primer sospechoso es Jonathan, el marido de Grace, pues, justo después de la muerte de Elena, desaparece durante días sin dar señales de vida y es buscado por la policía. Es entonces cuando Grace descubre que su marido no era lo que parecía: llevaba meses siéndole infiel con Elena. Pero la que tampoco parece ser trigo limpio es la propia Nicole Kidman, que no coopera con la policía y que fue grabada por una cámara paseando en plena noche cerca de donde fue asesinada la víctima. Tanto Nicole Kidman como Hugh Grant están creíbles en sus personajes. Y luego está Donald Sutherland, el padre millonario de Nicole Kidman, dispuesto a cualquier cosa para proteger a su hija y a su nieto (pero no tanto a su yerno). ¿Habrá sido él?

Al final, todo es lo que parece: el asesino es Hugh Grant, un psicópata frío y calculador que no sintió ningún atisbo de culpabilidad cuando de adolescente se le escapa su hermana pequeña y esta muere atropellada accidentalmente por un coche. Cuando se entera, es la misma Nicole Kidman quien lo desenmascara en el juicio al ser llamada a declarar. Hasta ahí, vale. La serie, con ese halo entre lo introspectivo y lo psicológico, entretiene y mantiene el interés, aunque no acabamos de entender cómo la abogada defensora, la mejor de la ciudad, accede a subir al estrado a Nicole Kidman cuando ella misma le recrimina su actitud poco colaboradora con el marido.

Pero es que el final ya es de un ridículo que sonroja. En un giro inverosímil, Hugh Grant, sabiendo que lo van a declarar culpable, convence a su hijo para desayunar por última vez. Este consigue escapar de la vigilancia materna y se reúne con su padre, que lo secuestra y huye en coche. A partir de ahí, los últimos minutos se convierten en una persecución sinsentido por tierra y aire que deja atónitos a los espectadores. ¿Qué necesidad había de un final así? Patética la última escena, cuando Grant amenaza con suicidarse tirándose de un puente. Todo acaba bien (para Kidman y su hijo, claro), pero el bochorno que nos ha hecho pasar la serie en su tramo final no lo olvidaremos en mucho tiempo. Entendemos que está basada en una novela, Tú ya lo sabías, de Jean Hanff, pero si el libro realmente acaba así, ¿era mucho pedir a los guionistas que cambiasen ese final que en nada tenía que ver con el ritmo del resto de la serie? Visto lo visto, parece que sí.

Fotograma HBO

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?