Ocio

Estas escenas de películas pasaron a la historia

David Vargas

Lunes 20 de julio de 2020

4 minutos

¿Te has preguntado cuáles son esas escenas que cambiaron la historia del cine? Estas sí lo hicieron

Estas escenas de películas pasaron a la historia

Escenas memorables de películas que enamoraron a generaciones y supusieron un cambio de mentalidad en los espectadores hay cientos. Forman parte de nuestra biografía sentimental, pues han conseguido trascender lo meramente cinematográfico para convertirse en hitos de la cultura popular. Por supuesto, no están todas las que son, pero sí son todas las que están. No hemos incluido escenas tan míticas como la de Audrey Hepburn cantando en el alféizar de su ventana en Desayuno con diamantes; la elipsis inicial del hueso lanzado al aire de 2001: Una odisea en el espacio; la escena a cámara lenta de Matrix, con sus coreografías de artes marciales desafiando las leyes naturales; o incluso el cruce de piernas más famoso del cine, protagonizado por Sharon Stone en Instinto Básico. Pero seguro que también recuerdas perfectamente las siguientes escenas de cine.

Escena de la ducha en ‘Psicosis’

Es tan famoso este momento de la película de Hitchcock que incluso se ha filmado un documental en que se analiza fotograma a fotograma la mítica escena. Lo impresionante de ella es la meticulosidad con la que se rodó y, por supuesto, el montaje. El espectador ve 50 planos distintos, en su mayoría planos detalle. ¿El resultado? Tres minutos en los que vemos a Janet Leigh morir y en los que sentimos auténtica psicosis. El gran Hitchcock era tan consciente de la importancia de la escena que la modeló de forma obsesiva durante una semana como una pieza independiente del resto de la película, mimándola con sumo cariño.

Escena del vestido en ‘La tentación vive arriba’

Pasar andando sobre un respiradero del metro de Nueva York, recibir un vendaval proveniente de las rejillas y pensar automáticamente en Marilyn Monroe es un pack indisoluble. El motivo es una de las escenas más icónicas de la historia del cine, la protagonizada por la rubia eterna con un vestido blanco en la película La tentación vive arriba, del maestro Billy Wilder. El rodaje se llevó a cabo en la avenida Lexington de Manhattan y creó tal expectación en su momento que se acercaron miles de aficionados para ver a la actriz y cómo se le levantaba el vestido por encima de las rodillas.

Escena final de ‘El club de los poetas muertos’

Sin duda, es el momento más emotivo de la película, cuando los alumnos de la clase de una escuela exclusiva y privada, desoyendo las órdenes del director, deciden apoyar a su profesor de literatura, al que acaban de despedir (un formidable Robin Williams), se suben a sus pupitres y entonan el famosísimo grito “¡Oh capitán, mi capitán!”, en referencia al poema de Walt Whitman, que había escrito en homenaje a Abraham Lincoln.

Secuencia de Escarlata O’Hara en ‘Lo que el viento se llevó’

¡A Dios pongo por testigo que no volveré a pasar hambre! Mítica frase pronunciada por Escarlata O’Hara (Vivien Leigh) en la no menos memorable Lo que el viento se llevó. La película nos muestra la evolución de una niña malcriada y caprichosa criada entre algodones (nunca mejor dicho) a la que la guerra civil norteamericana pone en una situación dramática. Sin duda, esta película es una obra maestra, por mucho que el revisionismo actual la haya cuestionado en varias ocasiones. La última, precisamente, cuando HBO decide retirar de su catálogo esta cinta por considerarla racista. Sería impensable una película así hoy en día, pero lo cierto es que es un reflejo fidedigno de la sociedad sureña de la época y, desde luego, forma parte de la memoria sentimental de varias generaciones.

La escena de alfarería de ‘Ghost’

Ya han pasado 30 años desde el estreno de esta película con Demi Moore, Patrick Swayze y Whoopi Goldberg (que ganó el Óscar a mejor actriz de reparto por su desternillante papel de Oda Mae Brown). Uno de los momentos más recordados sigue siendo la tórrida escena de alfarería entre los protagonistas, pero seguramente no sepas que el equipo llegó a rodar una escena de sexo, que fue sustituida finalmente por esta escena memorable.

Escena del orgasmo en ‘Cuando Harry encontró a Sally’

El que probablemente sea el orgasmo más icónico de la historia del cine ni siquiera estaba en el primer borrador de guion de Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989). ¿Sabías que el restaurante donde Meg Ryan finge el orgasmo, el Katz’s Delicatessen, con sus famosos sándwiches de pastrami, vio emerger el negocio a partir de la instalación de una placa que animaba a vivir la misma experiencia que la protagonista de la película? Nada vende más que el sexo…

Escena de los pétalos de rosa de ‘American Beauty’

Los temas y motivos son elementos bastante complicados para agregar a un guion, pero cuando funcionan, dan una dimensión y riqueza increíbles a su historia. Ese es el caso de American Beauty (1999) de Sam Mendes. La película no solo ganó cinco premios Óscar, incluyendo el de mejor película, director y guion, sino que su tratamiento de los temas de conformidad y belleza sigue siendo de lo más actual. La escena de los pétalos de rosa es un recordatorio de que las cosas, en la vida real, no son siempre lo que parecen. Así pues, la rosa representaría la ilusión de la belleza, una belleza superficial. En cualquier caso, el erotismo sugerente de la escena marcó un antes y un después.

Escena del baile final de ‘Dirty Dancing’

Los protagonistas de esta película, Patrick Swayze y Jennifer Grey, alcanzaron la fama con esta historia de amor entre un sexy profesor de baile de dudosa reputación y una adolescente de familia bien que se conocen durante el verano de 1963 en un resort de montaña. El filme toca varios temas, como las diferencias sociales o la brecha de edad en una relación, además de hablar abiertamente del aborto, un tema espinoso en la época de los 60 en la que estaba ambientado. En cuanto al célebre salto de la escena final, Jennifer Grey ha afirmado en más de una ocasión que le traía por el camino de la amargura. Pese a que la intérprete lo realizó en su primera audición, se negó a practicarlo durante la grabación. Le daba demasiado miedo y por eso no se atrevió a hacerlo hasta el momento en que se vio obligada a grabar la escena. Magnífico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?