Viajes

Cinco pueblos que debes incluir en una ruta por el Pirineo Aragonés

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 10 de junio de 2020

2 minutos

La naturaleza es la protagonista en un paisaje de valles y montañas que no te cansarás de recorrer

Pirineo Aragonés: Ordesa

Son tantos los espacios naturales y pueblos de postal que puedes visitar en el Pirineo y Prepirineo oscense que resulta difícil elegir solo unos pocos. Densos bosques, lagos de origen glaciar, profundos valles, como el Tena o el Benasque, o Parques Nacionales como el de Ordesa y Monte Perdido… La cultura, el arte y la gastronomía se integran perfectamente en un paisaje ideal para disfrutar de la naturaleza y de todas las actividades al aire libre que te puedan apetecer.

Algunos de los pueblos más bonitos de Pirineo oscense

Salir de la rutina, desconectar y descubrir que hay lugares que han sabido conservar intacta la belleza de un entorno natural único. Es posible si te acercas a conocer estos pueblos pirenaicos que son solo una pequeña muestra de los que puedes encontrar escondidos entre montañas.

Alquézar

A escasos 50 kilómetros de Huesca se encuentra esta villa medieval, en pleno corazón del Prepirineo oscense, en la Sierra de Guara. Hay que recorrer sus típicas calles empedradas y subir hasta la Colegiata de Santa María la Mayor para hacerte una primera idea del espectacular paisaje que te envuelve. Además de su belleza, Alquézar guarda un secreto: la Ruta de las Pasarelas (@ALQUEZARTURISMO) un sendero acondicionado, que te va a permitir recorrer el último tramo del cañón del Río Vero, encajonado entre las imponentes rocas y en perfecto equilibrio.

Alquézar
Alquézar

Lanuza

En el Valle del Tena, a más de 1.200 metros de altitud y a orillas del pantano que recoge las aguas del Río Gállego, se encuentra este pequeño pueblo, simplemente precioso, nevado en invierno o rebosante de colorido en primavera y verano. Sus tradicionales casas en piedra, con contraventanas en madera, lglesia de El Salvador y ese embalse que refleja las montañas cercanas… el marco perfecto para celebrar aquí cada año el Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur (@FestPirineosSur).

Lanuza
Lanuza

Aínsa

Es uno de los pueblos más conocidos del Pirineo Oscense. Sus calles medievales, magníficamente conservadas, y su espléndida Plaza Mayor son señas de identidad de esta localidad, perfecta para realizar excursiones y rutas de senderismo por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Las antiguas murallas, la Iglesia de Santa María de Aínsa o el castillo fortaleza son algunas de las visitas que hay que incluir en el paseo por Aínsa.

ainsa
Aínsa

Benasque

En la Comarca de Ribagorza, se encuentra uno de los valles más bellos del Pirineo Aragonés, el de Benasque, cerrado por algunas de las cimas pirenaicas más altas que puedes encontrar en la zona, incluyendo el majestuoso Aneto. La localidad de Benasque es un buen punto de partida para recorrer el valle y dejarte llevar por sus paisajes de alta montaña. En el casco antiguo, encontrarás las casas tradicionales construidas entorno al antiguo Palacio de los Condes de Ribagorza. Próximo al centro tienes, el núcleo urbano de Anciles, donde un paseo detenido, contemplando las típicas viviendas solariegas de arquitectura tradicional, es obligatorio.

benasque
Benasque

Aniés y Castillo de Loarre

A unos 30 kilómetros de Huesca capital se encuentra la pequeña localidad de Aniés, a los pies de la Sierra Prepirenaica de Loarre. Rodeada de bosques, ideales para pasear sin prisas, permite, a escasa distancia, realizar dos de las visitas indispensables en un recorrido por esta zona: el Castillo de Loarre, esplendida construcción del siglo XI, y la ermita de la Virgen de la Peña, con vistas panorámicas que te llevarás de recuerdo.

Castillo de Loarre

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?