Viajes

Atenas: unos días recorriendo la mágica tierra de los antiguos dioses

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 17 de noviembre de 2019

3 minutos

Conoce los rincones de una de las ciudades más importantes de la historia de la humanidad

Atenas: unos días recorriendo la mágica tierra de los antiguos dioses

Una ciudad caótica, que nunca para y apenas duerme, una amalgama de olores y colores y unos habitantes que se parecen mucho a nosotros en cuanto al carácter. Hoy nuestro viaje a través de estas letras nos lleva hasta la bulliciosa Atenas para conocer la que fue cuna de una de las civilizaciones de la que tanto hemos aprendido y de la que todavía tenemos ciertos vestigios. 

La pequeña colina donde empezó todo

Nos referimos al principal atractivo de la ciudad de Atenas, la Acrópolis que divisa toda la capital desde esta atalaya, donde uno puede contemplar y trasladarse a ese pasado de la Antigua Grecia en forma de templos, espacios públicos y piedras que atesoran siglos de antigüedad, así como algunas de las mejores enseñanzas de entonces. Por no hablar de que son el verdadero reflejo del más bello arte griego.

A pesar de que puede parecer que se encuentran en una zona de fácil defensa, lo cierto es que ha sido saqueada y destruida en numerosas ocasiones a lo largo de su historia. Sin embargo, ha sabido mantenerse en pie gracias a las restauraciones que se han llevado a cabo y que permiten que hoy contemplemos ese esplendor clásico.

Atenas: unos días recorriendo la mágica tierra de los antiguos dioses

Si no quieres perderte ninguno de sus rincones, prepara un varias de horas para descubrir todo lo que este conjunto de edificios históricos tiene preparado para ti y donde el verdadero protagonista es el impresionante Partenón, así como otros espacios donde se refleja la esencia de la Grecia clásica.

A modo práctico, si optas por una entrada combinada para ver este lugar imprescindible, puedes aprovechar para conocer y visitar otras estancias como la biblioteca de Adriano, el Ágora antigua y su museo o el templo de Zeus Olímpico, entre otras magníficas construcciones que quedarán para siempre en tu recuerdo. 

Si te has quedado con ganas de descubrir más sobre los antiguos dioses y sabios que moraron en Grecia hace siglos, no te vayas de Atenas sin visitar el Museo Arqueológico Nacional (@namuseumathens), donde podrás disfrutar de las mejores colecciones en forma de antigüedades, esculturas o metales, entre otros objetos, desde el Neolítico hasta el Imperio Romano.  

Una ciudad se conoce callejeando

Y Atenas no iba a ser menos. Es una ciudad que vive por y para la calle y eso lo puedes ver en las pequeñas tiendas, bares y restaurantes que trabajan de cara a lo que sucede y bulle de puertas para afuera. En eso nos parecemos mucho a los griegos. 

Imprescindible, por tanto, en este recorrido "canalla" por las calles de Atenas es el famoso barrio de Plaka. Es el centro histórico de la capital. No tendrás problemas para ubicarte y llegar a este vecindario, ya que no se encuentra lejos de la Acrópolis y verás enseguida que se trata de este barrio por sus calles laberínticas y estrechas que son el escenario perfecto para todo tipo de tiendas de recuerdos, cafés o espacios de venta de artesanía local.

No olvides hacer una parada en la conocida calle Adrianou o visitar la concurrida plaza Filomousou Eterias. Es el momento de descansar en algunas de sus tabernas y probar algunas de las especialidades de la cocina local: musaka, aceitunas o el típico yogur griego.

Atenas: unos días recorriendo la mágica tierra de los antiguos dioses

Pero la verdadera plaza que debes visitar es la de Syntagma, uno de los lugares emblemáticos de Atenas. No destaca por su gran belleza, hemos de decir, pero sí que tiene una simbología especial, ya que aquí fue donde se firmó la Constitución del país y ha salido en numerosas ocasiones en los medios de comunicación por ser el escenario de cientos de manifestaciones cuando la crisis azotaba Grecia. 

Pero no todo iba a ser una mirada al pasado, ya que puedes conocer el que dicen es el barrio de moda de Atenas, Psiri. El que antes era un entramado de calles un tanto conflictivas ha ido dejando paso, gracias a una profunda transformación vital, a un nuevo escenario multicultural donde se encuentran muchos de los locales nocturnos que deberás conocer si quieres descubrir Atenas de noche, o las mejores tiendas de diseño si quieres hacer un regalo de lo más especial para tu vuelta a casa. 

Una vista desde las alturas para despedirte de Atenas

Para terminar nuestra ruta por la ciudad, lo que puedes hacer es subir hasta el Monte Licabeto, con cerca de 300 metros de altura, para contemplar una fantástica vista de Atenas. Te recomendamos que subas sobre todo al atardecer para llevarte, no solo en tu cámara de fotos o en tu móvil, algunas de las postales más bellas de la que fue una de las ciudades más importantes hace siglos. 

Y como estamos en una tierra de dioses, nada como hacer caso a ese mito que dice que esta colina mágica se formó al deslizarse una enorme roca de las manos de la diosa Atenea. Lo creamos o no, no es fácil escapar a las antiguas leyendas cuando uno visita una ciudad tan especial como Atenas. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?