Consejos

Si vas de vacaciones ten cuidado y no traigas estos recuerdos a modo de regalo

Victoria Herrero

Foto: Bigstock / Pixabay

Domingo 10 de noviembre de 2019

3 minutos

Nada de coger elementos de especies marinas o vegetales de la zona o en peligro de extinción

Si vas de vacaciones ten cuidado de no traer estos recuerdos a modo de regalo

Que levante la mano aquel que no ha traído un imán para la nevera de Roma, tiene una pequeña estatua de la Torre Eiffel en el aparador del salón o se vino con decenas de paquetes de especias en un viaje por Turquía. Regalos todos ellos que solemos comprar en nuestros viajes ya sea para agasajar a la familia o bien a modo de recuerdo para tener siempre en casa algo que nos lleve a esos mágicos días que pasamos en ese destino.

Sin embargo, no todo se puede o se debe traer a modo de souvenir; sobre todo si hablamos de elementos naturales que hemos cogido "prestado" o que, por la simbología religiosa o política de un determinado país, no se pueden sacar del mismo ya que se considera una falta de respeto o está prohibido. Ese despiste te puede salir muy caro. 

Antes de actuar, piensa

Ya no hablamos tanto de los típicos objetos que podemos encontrar en las tiendas del aeropuerto mientras esperamos la salida de nuestro vuelo o en los mercadillos de los pueblos más turísticos que visitemos. Nos referimos a esa idea, por muy simpática que nos parezca, de coger una planta autóctona, unas pequeñas conchas o la fina arena de ese desierto impresionante donde hemos pasado la noche. No se debe hacer, ya que si los millones de turistas que visitan esos lugares hicieran lo mismo, al final lo único que se lograría es degradar esos ecosistema natural.

Marfil

 

Por ello, estas son algunas de las recomendaciones que te hacemos si en breve vas a visitar algunos de estos países. Lo mejor es que te decantes por aquellos artículos más socorridos y dejes esos otros souvenirs para tu cámara de fotos o tu retina:

  • Filipinas: algunos turistas en su afán por coger algún que otro recuerdo genuino de su impresionante fondo marino se ha llevado "sin querer" alguna especie protegida, tanto de animales como de vegetales. Algo que no se debe hacer como es lógico. Por su puesto, nada de traerte a casa un coral; por muy muerto que esté. Déjalo mejor donde lo encontraste. 
  • El mismo consejo que si quieres coger una pequeña botella para coger algo de arena del desierto del Sáhara o conchas marinas para decorar tu baño a tu regreso. No es una buena idea.
  • Si haces una bonita ruta por los Parques Nacionales de Estados Unidos evita en todo momento cambiar ese hábitat natural así como la rutina de los animales que viven en ellos. Es decir, nada de llevarte nidos, cambiarlos de sitio, alterar madrigueras o eliminar huellas.
  • Si quieres algo de artesanía de ese país que estás visitando, lo mejor es que optes por la auténtica que refleja el trabajo de horas y horas de sus autores. Deja de lado, por tanto, esas falsificaciones baratas que al final solo consiguen acabar con el trabajo de los verdaderos artesanos y artistas de la zona. 
  • Prohibido también llevarte todo lo que sea marfil de elefante u otros elementos procedentes de animales en peligro de extinción como, por ejemplo, cuernos de rinoceronte o vistosas plumas de aves tropicales. 
  • Aunque te intenten engañar con supuestos beneficios milagrosos, no te hagas con productos que se hacen a base de tortugas marinas ya que están en peligro. Y con esto nos referimos a todo lo que sean recuerdos en forma de joyas, preparados alimenticios o artículos de decoración con sus caparazones. 

Si vas de vacaciones ten cuidado de no traer estos recuerdos a modo de regalo

Más recomendaciones sobre los souvenirs

Mucha gente que va de viaje se siente con la obligación de traer un recuerdo a sus familiares y amigos. Sin embargo, en muchas ocasiones acumulamos objetos en nuestra maleta, algunos de dudoso gusto por cierto, sin sentido alguno y sin pensar si realmente la otra persona lo usará o le hará especial ilusión. De ahí, que no venga mal que sigas estos consejos prácticos antes de lanzarte a la compra: 

  • No vienen mal que traigas un detalle a la familia, sobre todo a los nietos, pero olvídate de traer un recuerdo por cada miembro de la familia, así como todo el grupo de amigos. Al final puede que acaben olvidados en algún cajón y te hayas gastado dinero para nada. Y piensa muy bien en el destinatario para no coger un regalo al azar que sirva para todos. 
  • Mas que figuras, camisetas o postales, mucha gente agradece que le lleves un recuerdo en forma de alimentos típicos de ese país. Una forma de lo más especial para agasajarles y con la que conocerán un poco más la cultura gastronómica de ese destino. 
  • Antes de partir para el viaje, llévate una bolsa o mochila vacía para meter luego todos esos recuerdos. Así no te ocuparán sitio en la maleta y podrás subirlos contigo al avión.
  • No pierdas el tiempo comprando regalos en lugar de descubrir lo que realmente importa en el viaje. Siempre puedes hacer acopio de todo tipo de objetos típicos en las tiendas del aeropuerto o de las estaciones de tren. 
Si vas de vacaciones ten cuidado y no traigas estos recuerdos a modo de regalo
0

No hay comentarios ¿Te animas?