Viajes

Una montaña rusa en los Alpes suizos, así es el Funicular de Gelmer

Verónica Mollejo

Foto: Switzerland Tourism

Lunes 16 de septiembre de 2019

1 minuto

Hasta el año 2017, el Funicular de Gelmer ha sido el más inclinado de Suiza y toda Europa

Funicular de Gelmer

¿Te gustan las emociones fuertes? ¿Y el contacto con la naturaleza? Lo que en un primer momento parece una combinación un tanto complicada tiene su máxima expresión en el Funicular de Gelmer, construido originalmente para facilitar la construcción del embalse Gelmersee en la década de 1920. Sin embargo, con el paso del tiempo, más concretamente en el año 2001, se decidió sacar rendimiento a este curioso transporte dentro del sector turístico de la zona

Ubicado en el cantón de Berna, en Suiza (@MySwitzerland_e), el también conocido como Gelmerbahn conecta el pequeño pueblo de Handegg con el lago Gelmersee en una experiencia que, sin duda, te dejará huella. Y no solo por las hermosas vistas que acompañan al recorrido, sino por su increíble desnivel, que alcanza el 106%.

Funicular de Gelmer

Solo disponible hasta mediados de octubre

Esa pendiente le proporcionó el título de funicular más empinado de Europa, al menos hasta la apertura del Funicular Stoos, un pequeño pueblo alpino en el centro de Suiza, en 2017. El resto del recorrido, que dura alrededor de dos horas, atraviesa el paso de Grimsel y el valle de Hasli, hasta la cordillera de granito que reside en este paraje natural de excepción. 

De hecho, llegaréis a superar los 1850 metros de altitud, una distancia no apta para las personas con vértigo o miedo a las alturas. Sobre todo si tenemos en cuenta que el vagón es descubierto y no incluye cinturón de seguridad. Lo que puede provocar un sentimiento de inseguridad que se solventa rápido agarrándose a las barandillas de metal que sí forman parte de la estructura.

En cuanto a los horarios y el precio del funicular, las entradas solo podéis comprarlas con antelación por Internet, pues apenas hay disponibles 20 plazas y se acaban enseguida. El precio ronda los 30 euros, la mitad para los niños de entre 6 y 15 años. La única pega es que solo está abierto los meses de verano, es decir, de junio a mediados de octubre, de 9:00 a 16:00 horas, aproximadamente. Por eso es muy importante que te informes bien de todo antes de acudir directamente a la atracción, pues es posible que tengas que volver al hotel sin haber disfrutado de ella.

0

No hay comentarios ¿Te animas?