Experimento Draghi
Fogonazos

 

Mario Draghi, que posiblemente pasará a la historia como el salvador del euro en la Gran Recesión, ha sido encargado de formar gobierno en Italia. De momento consiguió la adhesión de la mayor parte del Parlamento italiano, incluidos los partidos populistas. No es el primer tecnócrata a quien se le encomienda gobernar en el país vecino, pero es el de más prestigio internacional y probablemente el de mayor respaldo popular, porque el 71 por ciento de los ciudadanos están de acuerdo con su designación. Veremos cómo termina la encomienda, pero hoy me quiero fijar en un detalle: su edad. Mario Draghi tiene 73 años cumplidos, por cierto muy bien llevados. Es un veterano de la vida pública. Igual que dijimos cuando el combate americano se libraba entre Trump y Biden, también septuagenarios, aquí mucha gente lo consideraría demasiado mayor para dirigir un país de espíritu joven. En Italia significa la sabiduría, el conocimiento de la realidad, la experiencia y, en definitiva, la confianza. Es decir, lo que tiene que significar.