Fernando Ónega
Opinión

Elecciones 12-J: Feijóo, deslumbrante; la coalición, humillada

Fernando Ónega
Elecciones 12-J: Feijóo, deslumbrante; la coalición, humillada
Onega Fogonazos

 

Como en todas las elecciones, en las de ayer del País Vasco y Galicia hay dos grandes bloques: los ganadores y los perdedores. Entre los ganadores, hay los que conquistan o mantienen el poder y los que obtienen la victoria moral. Laureles para los primeros, que son Núñez Feijóo en Galicia y Urkullu en Euskadi. Lo de Feijóo es deslumbrante: doce años presidiendo la Xunta, y ni un rasguño. Tras mantener la mayoría absoluta, la cuarta, se puede decir que No hay un solo fenómeno así en España. Es el gran triunfador.

Aplausos para quienes crecen sin más, pero con mucho mérito. Ahí están el Bloque Nacionalista Gallego, que resucita, triplica el número de escaños y se convierte en alternativa, creo que por méritos de su candidata Ana Pontón. El BNG no habla ahora de independencia. Sí habla Bildu, y también subió en el País Vasco y mejora en cuatro escaños. Ambas formaciones, la gallega y la vasca, sobrepasaron al Partido Socialista, que salió de estas urnas humillado, aunque conserve el mismo número de escaños. Por eso José Luis Ábalos reaccionaba así anoche: “Esto es lo que hay”.

Y entre los perdedores, las secciones regionales de Podemos. En Galicia se queda fuera del Parlamento. En el País Vasco pasa a ser un partido intrascendente. Ha sido una debacle en toda regla, quizá por sus peleas internas en las dos comunidades, quizá porque el mensaje de este partido no cala en el ámbito autonómico, quizá porque ha perdido encanto. Como Pablo Iglesias anuncia autocrítica, hay que esperar su análisis. 

Y ahora, a esperar también los efectos nacionales. Días de reflexión en el Partido Popular, porque la opción personal de Pablo Casado en el País Vasco, con Carlos Iturgaiz y su alianza con Ciudadanos, han resultado letal. La victoria de Feijoo es suya, de Feijoo y, como representa la moderación, este partido tiene que revisar una parte de su estrategia.

Días de reflexión para el gobierno, porque sale perjudicado de estas elecciones. Solo fue duramente castigado Podemos, pero el PSOE no recibió ningún premio por su política. Mayor debilidad.

Y días de inquietud para el Estado. Si Puigdemont celebra el éxito de los nacionalistas/soberanistas, no puede ser buena noticia para España. Si el PNV y Bildu suman el 67 por ciento del electorado vasco, que no se les ocurra incluir el derecho de autodeterminación en el nuevo Estatuto de Autonomía. Si se les ocurre, España tendrá un problema. Uno más. 

3
Paulino González Fernández Hace 1 mes
Por favor, pero que pasa con los comentarios que no salen.
Paulino González Fernández Hace 1 mes
Saltó uno diciendo. ¡OJO PARA QUE MOTO TENGO !! Pues eso es lo que pasa con los Gallegos, la mayoria tiene una Vaquina y una Casina y VAQUINA Y CASINA tienen y ellos creen que los de Izquierda se la van a quitar.
Paulino González Fernández Hace 1 mes
" Lo de Feijóo es deslumbrante: doce años presidiendo la Xunta, y ni un rasguño. Tras mantener la mayoría absoluta, la cuarta, se puede decir que No hay un solo fenómeno así en España. Es el gran triunfador" Estom me recuerda a mi un CHISTE de politicos. Un politico comunista está dando un mitin y vocifera: si tuvierais una finca a quien se lo darias, y la gente decia AL PARTIDO ,AL PARTIDO.Luego reptitió conuna Casa, con el Coche y al final, dice y si tuvierais una moto, a lo que salt