Ingreso Mínimo Vital
Onega Fogonazos

 

La consultora Capgemini hizo público su informe sobre la riqueza en el mundo, y España, sorpréndanse, tenía el año pasado 235.000 millonarios, 11.000 más que en 2018. Los millonarios crecen como los árboles, al ritmo de un 5 por ciento anual. Si la tendencia se mantiene así, dentro de 4.000 años todos los españoles seremos millonarios. No sé por qué ningún partido político lo pone en su programa, si todos esperan gobernar antes de 4.000 años. Me hago eco de esta noticia para enfrentarla a la otra realidad que tenemos que contar todos los días: el número de ciudadanos que sobrevivirán gracias al ingreso mínimo vital, los que acuden a los comedores sociales, o los que ingresan en la triste categoría del umbral de la pobreza. Los nuevos millonarios son la otra cara, la sonriente. Son como usted y como yo, pero con dinero, que decía Hemingway. Sufren las mismas penas y el mismo asedio del coronavirus, pero las penas con pan son menos. Y, viendo el panorama general del país, siento la irresistible tentación de recordar lo que una vez dijo el presidente Kennedy: “Nadie puede ser verdaderamente rico si sus vecinos son pobres”. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?