Onega Fogonazos

 

Siento especial curiosidad por la figura de Fernando Grande-Marlaska. Es la curiosidad intelectual de ver cómo un hombre entregado a los códigos se transforma en político sin periodo de descompresión por medio. La política es una función tan noble como la judicatura porque trata de servir a la sociedad. Pero la Justicia es el rigor, el sometimiento estricto a ley y la neutralidad ante los conflictos, y la política suele acariciar el cambalache, busca los vericuetos de las leyes para usarlas a su favor y, por definición, nunca es neutral. Por tanto, el cambio mental de Grande-Marlaska tuvo que ser traumático, pero empiezo a sospechar que placentero. Treinta años instruyendo casos, investigando y calificando delitos, provocan agotamiento. Un juez no hace más que obedecer a lo escrito en el código, aunque piense otra cosa. Es una forma de esclavitud. Ser ministro puede llegar a ser una tortura, pero permite transformar en hechos la propia voluntad. Tiene la erótica del poder. Y si se trata de servir al país, parece que desde un ministerio se le sirve con más eficacia. Solo así entiendo que un juez tan respetado se disponga cada mañana a tragar un sapo en el desayuno.

 

Sobre el autor:

Fernando Ónega

Fernando Ónega

Fernando Ónega (Mosteiro, Pol, Lugo, 15 de junio de 1947) es periodista y presidente del Comité Editorial de 65Ymás. Fue director de prensa de la Presidencia del Gobierno de Adolfo Suárez, siendo el autor de buena parte de sus discursos, entre ellos el conocido "Puedo prometer y prometo", que inspiró su sección diaria en Más de uno, el programa de Carlos Alsina, llamada Puedo opinar y opino.

Además, fue director de informativos en varias cadenas de radio, mientras que en 1992 y 1993 asumió el cargo de director de Onda Cero. Desde abril de 2015, colabora en Más de uno, así como en La Brújula, con una carta diaria en el programa de Juan Ramón Lucas. Desde el año 2019 es además presidente del Comité Editorial diario 65Ymás, la voz de los mayores, donde escribe una columna de opinión diaria.

También analiza la actualidad cada día a las siete de la mañana, planteando los temas de la tertulia una hora después. En 2020 recibió el Premio Ondas, galardón que reconoce casi 40 años de análisis político diario en la radio. Un cronista imprescindible desde los primeros tiempos de la transición. Una voz escuchada y respetada por su rigor y su neutralidad.

… saber más sobre el autor