Fernando Ónega
Opinión

Ordenadores sin alma

Fernando Ónega
Certificado negativo de Hacienda

No sé contar bien la historia, porque en asuntos fiscales me pierdo. Pero, según La Voz de Galicia, un chiquillo de A Coruña ganó un premio en la escuela: 40 euros que rápidamente llamaron la atención de Hacienda. Por las razones que sean, el rápido enriquecimiento de ese menor pasó a engrosar el patrimonio de su madre y el Fisco se echó encima. Hizo cuentas de tal acumulación financiera, le aplicó no sé qué baremo, más no sé cuántos intereses, quizá alguna sanción y ahora reclama a la madre más de 1.400 euros. La señora pidió que le aplazasen dos años el pago, y Hacienda, en un rapto de generosidad, le concede un año. ¡Hay que ver lo que rinden 40 euros cuando es Hacienda quien les saca rendimiento! ¡Hay que ver qué riguroso es nuestro Fisco, que no puede hacer nada contra las multinacionales que no pagan impuestos, pero no se le escapan 40 euros de un chiquillo de un pueblo coruñés! ¡Hay que ver cómo es el Estado cuando pierde el alma y se convierte en un ordenador!

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?