Fernando Ónega
Opinión

La pensión y el atraco

Fernando Ónega
Fernando Ónega

Han sido detenidos dos atracadores de bancos. La noticia tuvo mucho eco, no por ser atracadores, sino por su edad: 73 y 80 años, periodo en que, por lo visto, se pueden hacer muchas cosas, menos atracar bancos. Esos señores tan mayores se han saltado las normas del edadismo: si como viejo eres invisible, hay que serlo para todo y no queda bien andar de asaltos a mano armada por ahí. Seguro que los inspectores de la Seguridad Social están comprobando si, además, son pensionistas. Eso sí que sería gravísimo. Como lo sean, les harán como a Javier Reverte: les pondrán una multa por percibir otros ingresos y cobrar la pensión. Aunque tengo una duda: ¿esa incompatibilidad se aplica solo a escritores o también a atracadores?