Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Cuidado con las infecciones ginecológicas y las dietas para adelgazar

Ramón Sánchez-Ocaña
Cuidados veraniegos: atención a las infecciones ginecológicas y a las dietas para adelgazar. Foto: Bigstock
Píldoras

 

Aunque nos parezca que el buen tiempo evita infecciones, la realidad demuestra todo lo contrario. El verano es la época del año en que la incidencia de infecciones ginecológicas es mayor, ya que existen distintos factores que favorecen su desarrollo. No solo por el calor y el sudor, sino también porque el baño en piscinas o playas puede facilitar el contagio.

Aunque existen infecciones muy variadas en la mujer, quizás unas de las más comunes sean las vulvovaginitis, que pueden estar producidas por gérmenes concretos y bien conocidos, o bien las vaginosis bacterianas comúnmente llamadas vaginitis inespecíficas. La incidencia de estas infecciones es difícil de precisar puesto que hay muchas que cursan sin síntomas. Según edades, manifestaciones clínicas y actividad sexual, la incidencia de esas infecciones puede variar de un 10 a un 40 por 100. Otro tipo de infecciones en la mujer, también frecuentes, son las cervicitis por clamidias y las gonocócicas.

Las mujeres embarazadas tienen más riesgo de padecer este tipo de enfermedades, especialmente las vulvovaginitis por hongos. Y esto se debe a que el embarazo provoca un aumento de glucógeno vaginal por los estrógenos y alteraciones en el metabolismo de la glucosa, que favorecen el mayor desarrollo de cepas. Muchas de estas infecciones son asintomáticas, de ahí la importancia de acudir con cierta periodicidad al especialista ya que normalmente se identifican mediante una revisión ginecológica al hacer la citología. 

La mejor manera de prevenir este tipo de infecciones es evitando los factores de riesgo, como son la falta de higiene o la promiscuidad sexual. En ocasiones es difícil, como en las mujeres diabéticas o en aquellas que han tomado antibióticos, sin embargo, lo que sí es fácil de realizar es la higiene de la zona y evitar en lo posible piscinas y playas poco cuidadas.

Las dietas 

Una vez más, los endocrinos quieren llamar la atención sobre la dietas para adelgazar que proliferan en esta época del año. Hay que ser conscientes de que se trata de un tratamiento médico y que por tanto, debe estar equilibrado y adecuado para cada persona.

No siga consejos extraños. Estos son los que  recomiendan los especialistas :

  • Realiza como mínimo entre cuatro y cinco comidas diarias.
  • Come despacio y mastica bien.
  • Utiliza métodos sencillos para la preparación de los alimentos, con poca grasa y poca sal.
  • Mantén una adecuada hidratación mediante el consumo abundante de agua, infusiones, caldos, etc.
  • Practica diariamente actividad física moderada y ajusta la ingesta de alimentos al nivel de ejercicio habitual.
  • Los alimentos que deben ser ingeridos diariamente son pan, pasta, arroz a ser posible integral, patatas, verduras, hortalizas, frutas, leche y derivados, y aceite de oliva.
  • Legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras, se deben tomar alternativamente varias veces a la semana.
  • Modera el consumo de carnes grasas, embutidos, pastelería y bollería, azúcares y bebidas azucaradas.
  • Modera el consumo de alcohol.

 Consumir alimentos ricos en fibra

La obesidad es un problema frecuente en la población general cuyo tratamiento descansa fundamentalmente en la dieta y en la realización de ejercicio físico. El verano es un período en el que el aumento de temperatura puede favorecer la realización de una dieta hipocalórica. La mayor apetencia por comidas ligeras posibilita adherirse con mayor facilidad a una alimentación rica en verduras. Debe prestarse especial atención en evitar las tomas de alimento fuera de las comidas establecidas, pues de lo contrario se incrementará la entrada de calorías de forma significativa, aunque aparentemente poco perceptible. Asimismo, conviene eludir aquellos alimentos de alta densidad energética como son los muy ricos en grasas y el alcohol, que proporciona del orden de 7 calorías por gramo.Y consumir alimentos ricos en fibra que además de ayudar al tránsito intestinal nos proporcionan sensación de saciedad. Así comeremos menos.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor