Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Curiosidades del sueño

Ramón Sánchez-Ocaña
 En verano combate el calor con sábanas de algodón
Pildoras

 

Tantas veces se ha hablado del insomnio, de la apnea, de los problemas generales el sueño, que  parece oportuno conocerlo un poco a través de las curiosidades en las que casi nunca pensamos.

Por ejemplo, si la tercera parte del día la pasamos durmiendo, en una vida de 70-80 años, son 22 años enteros. Pero esa es una conclusión falsa, porque casi nadie –salvo los muy pequeños– duerme esas ocho horas reglamentarias que se dice. Sin embargo, por lo menos la tercera parte de la población dice que tiene problemas con el sueño. El 24%  tarda mucho en dormirse; el 23% se despierta muchas veces; el 19% se despierta temprano; el 21% no esta contento con su sueño; y el 8% toma algún fármaco para dormir. O sea, que la gran mayoría de adultos querría dormir mejor. Y no es por los ronquidos, aunque no es desdeñable: en España ronca el 61% de hombres y el 34% de mujeres...

Y algo de lo que no somos conscientes: cuando dormimos, damos una vuelta en la cama aproximadamente cada hora y media. Si nos acostamos temprano nos movemos mucho menos que si nos acostamos tarde. Si la cena es abundante hay mayor movimiento. Y si uno se acuesta después de haber visto una película violenta, también la movilidad es mayor.

Edison decía que dormir es una pérdida de tiempo (quería alentar el consumo de bombillas) y no es cierto. Mientras dormimos se recupera el cerebro y se descansa, aunque esa imagen que tenemos de placidez acerca del sueño, es bastante falsa. Vivimos una autentica tormenta cerebral

Frente a Edison, Einstein necesitaba dormir alrededor de 10 horas diarias. Y se dice que Napoleón dormía una siesta de apenas tres minutos. Lo que es curioso es que Napoleón, estuviera donde estuviera, no podía dormir si sus pies no apuntaban al norte. 

Hay estudios que indican que el 55% de las personas que comparten la cama tienen dolores de espalda, mientras que solo el 45% de las personas que duermen solas tiene ese dolor. ¿Causa? Seguramente la edad: la mayoría de jóvenes duermen solos, mientras que la mayoría de adultos duerme acompañado. Y la edad, para el dolor de espalda es determinante.

Y además depende mucho de la postura que se adquiere al dormir, postura que, sin duda, viene influida desde la más tierna infancia. En el centro de España parece que es donde peor se duerme, ya que la cuarta parte de la población duerme boca abajo, una postura poco aconsejable. Sin embargo, en el mediterráneo, una cuarta parte de la gente duerme boca arriba. Eso sí, el 77 por 100 duerme de lado. Y los especialistas dicen que, aunque no es la mejor postura, si es aceptable. Para ellos, tendríamos que dormir boca arriba.

Y un detalle curioso: al 9% de las personas se les salen los pies de la cama mientras duermen y la cuarta parte duerme en una cama pequeña, es decir que le llegan los pies hasta el final. Los andaluces son los que duermen en camas más cortas. Sin embargo, en cuanto a la anchura, es en el norte en donde más se escatima con una media de 1 metro, 29 cm., frente a la media nacional de 1,35 y frente a la anchura recomendada por los especialistas que es de metro y medio..

Por cierto: un 6% de las parejas europeas se despiertan gracias a un beso. El 48 de un codazo. Y un 12 por 100 se despiertan con los gritos del cónyuge que les dice: ”¿Te vas a levantar de una vez?"

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor