Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

El tiempo nos vuelve locos

Ramón Sánchez-Ocaña
Lluvia, viento y temperaturas más altas de lo normal para este fin de semana
Pildoras

 

No es que el tiempo desarrolle una determinada patología mental. Sino que quien padece algún problema mental lo sufre más o lo manifiesta más en unas determinadas circunstancias climatológicas. En otras palabras: no es que el tiempo nos vuelva locos, es que el que lo está, se vuelve más loco cuando por ejemplo, hay viento del Este.

La doctora María José Gómez González realizó su tesis doctoral sobre este tema. Ella estudió todos los ingresos en un hospital psiquiátrico murciano de una década: 15.123 historias clínicas. Después comprobó qué circunstancias climatológicas había precisamente en el día del ingreso. Y pudo ver cómo cada patología o cada brote de alteración mental estaba relacionada con una determinada situación del tiempo.

El problema al sintetizar todo este trabajo es que hay que dividirlo y compartimentarlo por patologías, por horas, por días, por estaciones e incluso por fases de la luna.. .Porque la estadística es rotunda en este sentido  cuando hay luna llena o está en cuarto creciente, aumentan los ingresos psiquiátricos. Quizá es que hay una ionización positiva o algo así.

Lo que sí está demostrado es que la a ionización negativa de la atmósfera nos produce estado de bienestar –se comprueba cuando se va a la orilla del mar–. Y llegaron a hacerse pruebas interesantes: a un grupo de niños bronquíticos se les  facilitó una atmósfera cargada de iones negativos y al grupo testigo se le mantuvo el tratamiento de siempre. Los “ionizados” curaron  mucho más deprisa.

Una de las conclusiones más destacables del trabajo de la doctora Gómez es que la temperatura cálida, con luna creciente, humedad relativa de 60 por 100, temperatura menor de 25 grados y viento suave del este, son las circunstancias más comunes para la alteración mental.

Suicidios, de día

Otra comprobación inequívoca por su evidencia estadística  es que casi todos los ingresos psiquiátricos se producen de día (excepto los de alcohólicos, drogadictos o urgencias “no demorables”). Seguramente es porque  tanto el enfermo como los familiares esperan al día para llegar al hospital. Y la doctora Gómez demuestra que ocurre lo mismo con los suicidios. Prácticamente, no hay suicidios de noche.

La mujer, por ejemplo, elige el día y un día lluvioso para acabar con su vida. Además, se puede comprobar que los suicidios siguen un ciclo determinado de frecuencias. Aumentan a primeros de otoño y siguen su curva ascendente hasta  junio y julio, que es cuando se producen más casos. Después, hay un descenso brusco  en el mes de agosto. 

El 38% de suicidios, en días lluviosos

Que el tiempo influye en nuestro comportamiento y, por tanto, en nuestra manera de enfermar no parece admitir duda. No hay más que ver cómo  la literatura y el cine recrean ambientes para dar sensaciones concretas. Una película de misterio sin tormentas y relámpagos, no estaría bien ambientada.Los espías se ven al amanecer  y  con frío para que el vaho salga de su bocas, mientras se suben el cuello del abrigo.

Se sabe que en primavera hay más accidentes de tráfico. Y cuando amenaza una tormenta hay como una distribución eléctrica distinta en el aire. Hay más accidentes y más desgracias personales. La amenaza de tormenta provoca un bochorno especial que crea tensión y agresividad. Y cuando la tormenta descarga todo es al revés.Y es que se invierte la polarización de la atmósfera.

Está "aventado" 

Los vientos  se muestran como los fenómenos que mayor influencia ejercen en el ser humano. Hasta el punto de que cuando alguien se muestra un tanto extraño, el saber popular habla de que “le ha dado un aire”. Y  significativa es la expresión “está aventado”.

Para la doctora Maria Jose Gómez, los vientos del este, no muy fuertes, con temperatura cálida son los que más propician los ingresos psiquiátricos. 

Y es que hay vientos que concentran todas las iras. Los hay que se llaman “de las brujas” y que  podrían considerarse atenuantes en algunos delitos. Es el mistral del sur de Francia o el sirocco de los italianos;  o el foehn de los Alpes; el Santa Ana de Estados Unidos o el chinock  de las Montañas Rocosas. O si se quiere, el terral de Málaga. La atmósfera entonces se carga de iones positivos y hay un aumento no ya de ingresos psiquiátricos, sino también de riñas conyugales, de asesinatos...

Se cuenta que Churchill no iba a las costas francesas del Mediterráneo si los meteorólogos anunciaban estos vientos. Y durante años hubo cirujanos en una zona de Alemania  que si se les anunciaba el foehn sólo operaban las urgencias. La doctora Gómez, tras su tesis añade que está comprobado que con estos vientos aumentan las hemorragias.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor