Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Reglas para tener una buena digestión

Ramón Sánchez-Ocaña
Estas son algunas de las verduras que ayudan a las personas mayores a hacer la digestión

Como humanos, somos omnívoros, estamos capacitados para comer de todo. Nada, en principio tiene por qué sentarnos mal. Por eso, la primera recomendación nutritiva es que se debe plantear siempre una dieta  variada, que contenga todos los grupos de alimentos.

Hay, de todos modos unos consejos generales. Sin abusos en lo que se coma, sí hay unas reglas que permiten un correcto funcionamiento del aparato digestivo. Por ejemplo, es mejor hacer cinco comidas no muy abundantes –desayuno, media mañana, comida, merienda y cena– que esa costumbre tan española (y tan mala) de hacer solo dos grandes ingestas –comida y cena–.

En cuanto a los contenidos, abusamos de las proteínas animales. Parece que una comida sin carne, no es una comida. Y no debe ser así. Las proteínas vegetales tienen ventajas en vitaminas y en fibra. Debemos incrementar el consumo de verduras, cereales, hortalizas y frutas. Las legumbres tienen fama de que engordan porque las asociamos al cocido o a la fabada. Pero se pueden comer sin chorizo y son muy aconsejables. Si hay problemas para su digestión, se pueden hacer en purés. También se recomienda el pan integral y agua abundante, porque solemos beber muy poca agua.

Se desaconseja todo aquello que pueda resultar irritante: café, alcohol, especias, tabaco en ayunas... El tabaco debería evitarse siempre.

Si hay problemas de acidez, evitar exceso de grasas, y el chocolate.

Se puede calcular que desde que se ingiere el alimento hasta que se culmina todo el proceso digestivo pueden pasar alrededor de treinta y seis horas. Una comida normal tarda día y medio en atravesar todo el tubo digestivo. En el esófago tiene un paso rápido. Pero en el estómago puede estar entre 3 y 6 horas. En el intestino delgado por lo menos cinco o seis horas y en el intestino grueso, entre 12 y 24 horas. Mañana pues, irá por el baño lo que quede de la cena de ayer (si el tránsito es normal).

El estreñimiento obedece en la mayoría de los casos a una dieta inadecuada, rica en grasa  y azúcares refinados y pobre en fibra. Cuando se produce, y dura varios días solo el médico debe determinar el tratamiento. Por regla general, para evitar el estreñimiento, se debe aumentar el consumo de fibra con frutas, legumbres, frutos secos, verduras, productos integrales y en ocasiones una cucharadita de salvado. También es importante beber agua y realizar algún tipo de actividad física.

Curiosidades

  • Por término medio, una persona consume a lo largo de su vida 50 toneladas de comida y 44.000 litros de liquido.
     
  • Estadísticamente, liberamos gases de 14 a 16 veces al día. El volumen medio de gas expulsado por vía rectal oscila entre 0,2 y 2 litros diarios.
     
  • Si se pierde agua del organismo, los efectos se advierten de manera inmediata. Si se pierde un 5 por 100 de líquido, la sed es espantosa. Si se pierde un 10 por 100 la salud se compromete. Si se llega al 20 por 100, se esta al borde de la muerte, pese a que en el cuerpo quedan todavía mas de 30 litros.
     
  • En España se consumen 3.472 calorías por habitante y día. En Estados Unidos 3.600 y en Bélgica casi 4.000. 
     
  • Por cierto, en Europa se consumen 340 millones de huevos diarios.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor