Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Soja, una buena proteína protectora

Ramón Sánchez-Ocaña
La soja es buena para el corazón

La soja pueden aliviar algunos síntomas de la menopausia y parece que también es un buen protector frente a los problemas de próstata. Los fitoestrógenos de esta leguminosa pueden tener los mismos efectos que los estrógenos naturales que a la mujer menopáusica le faltan. De hecho, en nuestro entorno los síntomas menopáusicos afectan en mayor o menor grado casi al 80 por 100 de mujeres; en Japón el porcentaje se sitúa entre el 5 y el 20. Y cuando se habla de síntomas mayores, (osteoporosis, corazón o incremento de incidencia de cáncer de mama y endometrio) también son significativamente menores en las mujeres orientales. ¿Razón? La dieta y uno de sus componentes mayoritarios: la soja.

Al estudiar esta legumbre se vio que no solo es rica en estrógenos vegetales, sino que además contiene compuestos que actúan sobre los receptores de los estrógenos naturales funcionando como un estrógeno selectivo. Según los especialistas, esta condición permite actuar como protector ante el hueso y vasos sanguíneos sin comprometer la salud de la mama o el endometrio. Una de las matizaciones que los expertos señalan es que el aceite de soja no tiene los mismos componentes. Para obtener estas  ventajas habría que aumentar el consumo de brotes de soja de manera notable en Occidente, ya que la dosis recomendable estaría en torno a los 35 mg diarios.

La soja es la que quizá tenga las proteínas de mayor valor biológico de todas las legumbres. Aunque se consume como brote en muchas ensaladas (restaurantes chinos), se vende también como harina, copos, sémolas, preparados como carne e incluso como leche. Su aceite se emplea directamente en la cocina.

Cien gramos de brotes de soja, nos proporcionan 40 de proteínas y alrededor de 20 de grasa. Tiene también vitamina A, las del grupo B, E y F. Y un alto contenido en lecitina, una sustancia que permite asimilar mejor las proteínas.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor