Yayoflautas Cartagena.
Opinión

Agenda del segundo semestre de 2019

Yayoflautas Cartagena
Yayoflautas en una concentración

El 2018 parecía que iniciaba tímidamente el camino para la erradicación de las políticas de austeridad y recorte, pero ha tenido un recorrido corto en resultados dada la situación política actual, centrándonos en la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la revalorización de las pensiones SÓLO para 2019 y el acuerdo para la subida salarial de los empleados públicos.

Sin embargo, es preciso acelerar cuestiones vitales para redistribuir la riqueza como la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral; un pacto en pensiones que blinde el poder adquisitivo de l@s pensionistas y revierta los recortes aplicados derogando las reformas de 2011 y 2013, y políticas que faciliten la redistribución de la riqueza y permitan avanzar hacia un modelo económico más justo e inclusivo, que no deje a nadie atrás.

Es necesario conseguir un acuerdo, vital para la recuperación salarial y especialmente de los sueldos más bajos, para establecer una subida generalizada para todos los salarios, pero, sobre todo, recoger nuestra reivindicación de establecer 1.200 € x 14 meses de Salario Mínimo Interprofesional, como dictamina la Carta Social Europea. Esto será altamente positivo tanto para la economía del país en cuanto a la demanda interna una vez se ha certificado la bajada del comercio exterior, como para la recuperación de las cotizaciones a la Seguridad Social. La derogación de las reformas laborales también deberá eliminar la enorme tasa de temporalidad y volatilidad del mercado laboral, una vez recuperado el subsidio para mayores de 52 años, se debe restablecer la ultraactividad de los convenios colectivos y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, limitar la subcontratación o implantar el control horario, como medidas contra el fraude.

El Gobierno debe dar cumplimiento a otros aspectos fundamentales que facilitarán la redistribución de la riqueza. En este sentido, hay que ir más allá de una revalorización de las pensiones conforme al IPC y exigimos una Pensión Mínima acompasada al SMI hasta llegar a los 1.084 € al mes, la derogación de las reformas de pensiones de 2011 y 2013 de los gobiernos del PSOE y del PP, que condenan a los pensionistas a un empobrecimiento continuo y permanente, además de la ampliación del copago sanitario y de la Ley de Dependencia. Unas demandas sociales defendidas en las calles desde que iniciamos las marchas por las pensiones dignas, y que seguimos defendiendo, retomando con fuerza las movilizaciones a partir de septiembre, con una manifestación ya convocada para el próximo 16 de octubre en Madrid, donde acudiremos representantes y simpatizantes de las aproximadamente 300 asociaciones adscritas a la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE).

En 2019 hay que enarbolar, de nuevo y con fuerza, la bandera de la igualdad entre hombres y mujeres de trato y oportunidades, para erradicar todo tipo de discriminaciones. Seguiremos defendiendo, entre otras materias, una ley de igualdad salarial y medidas para acabar contra todo tipo de violencia contra la mujer en todos los ámbitos. 2019 tiene que ser un año en el que se desmonten las políticas lesivas para l@s ciudadan@s.  Debe ser un año que permita un crecimiento económico más inclusivo, en el que se reparta la riqueza de forma más justa y solidaria, en el que se garanticen los suministros básicos y los derechos humanos en nuestro país.

Para todo ello hace falta un gobierno de coalición en base a un acuerdo programático que podría obtener, sin cordones sanitarios, el apoyo directo o la abstención de fuerzas progresistas que representarían a más de 13 millones de votantes, alrededor de 190 escaños, y estaría en condiciones de implementar las leyes necesarias para recuperar a España y a l@s español@s de las políticas de austeridad y recorte que hemos sufrido estos últimos años.

0

No hay comentarios ¿Te animas?