La culpa es un síntoma del trastorno obsesivo compulsivo que como bien decía Freud: es una lucha entre el ego y el super ego o como definía Otto Fenichel… “un mecanismo de defensa de la negación recreando el ser una persona sin sentimientos de culpa” y dicho así, suena a chino…

La realidad, triste realidad, es que desde el nacimiento, basamos nuestro aprendizaje en una posición de auto defensa evitando auto-culparnos. 

La responsabilidad nace de un aprendizaje constante en el que cada cual asume el rol de circunstancia que le rodean acostumbrándose a superarlas y eso requiere como primera regla el evitar echar la culpa a otros.

La cosa viene a cuento por lo siguiente:

Leemos en la prensa: CEOMA SOLICITA SER LLAMADA A CONSULTA POR LACOMISIÓN PARA LA RECONSTRUCCIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA DE ESPAÑA.

Vamos a ver…,  se supone que para ser llamado a convocatoria en un Club, asociación, organización, etc… hay que ser socio de la misma… en este caso CEOMA, CAUMAS o cualquier organización de mayores similar… 

¿Por qué no son llamadas a consulta?... Porque ninguna de estas organizaciones son socias del gobierno Español. Actualmente los mayores están mínimamente representados como un apartado residual del IMSERSO.

Es muy nuestro eso de acordarnos de Sta. Bárbara cuando truena, pero es que hasta ahora nadie se ha preocupado de crear EL ESTATUTO DE LOS MAYORES. Muy poca gente, entre los que me incluyo, ha querido elevar una propuesta ante parlamento y nada ni nadie ha facilitado el camino, al revés han puesto trabas con la excusa de que los mayores estorbamos, que ya hemos hecho lo que teníamos que hacer y a cuidarse sin salir de casa par no acatarrarse.

Ahora que el Gobierno Español ve lo que se le puede venir encima, se lava las manos con la ley en la mano, mejor dicho porque no hay ley, no hay estatuto y además hacer lo contrario sería prevaricar…

Ante ésta situación KAFKIANA, me asalta una tremenda duda…

Si todos los mayores actuales que en su tiempo fueron parlamentarios, juristas, legisladores… no se preocuparon de crear tal Estatuto… ¿qué razones o motivos oscuros tendrían para no hacerlo… podría ir en contra de sus intereses…o, en el mejor de los casos, creyeron que ellos no se jubilarían nunca y vivirían eternamente jóvenes?

De un tiempo a ésta parte el Colectivo de mayores, solo ha servido de carne de cañón para que las organizaciones sindicales, Ong´s y otras “organizaciones”, realizaran manifestaciones, encuentros y enfrentamientos ante el muro inquebrantable de un gobierno que no puede actuar porque no tiene ninguna ley en la que apoyarse, porque nadie hasta ahora se preocupó de ello.

Ahora se pretende crear una “macro-manifestación para que el gobierno se dé cuenta de que los mayores existimos”. Ante esta parida, en Galicia decimos… outra vaca no millo !!!...

O sea, otra vez al circo, sobre todo en estos momentos en que crear una manifestación puede ser motivo de delito contra la humanidad… vamos, porfa… que tenemos que demostrar que somos mayores con materia gris y experiencia sobrada.

La otra es crear una comisión de más de cuarenta comparecientes, compuesta por Ong´s, Conferencia de Rectores, asociaciones de ecologistas, organizaciones feministas, refugiados defensa de los animales y minorías étnicas, etc… Estas comisiones a su vez crearan otros grupos de trabajo que a su vez crearan otras comisiones técnicas… es decir mucho ruido y pocas nueces, eso sí con un coste elevadísimo que irá al bolsillo de los españoles más desfavorecidos. Y al final… nada.

Mientras sigamos cometiendo estupideces, no quedará nadie para cerrar la puerta del circo. 

Es fácil decir todo esto, pero lo difícil es definir de donde emana el problema que a mi modo de ver es la teoría de los supuestos.

LOS SUPUESTOS

El españolito desde que nace, se va adentrando poco a poco en el mundo de los supuestos y desde que abre los ojos fundamenta todo el devenir en los supuestos. 

Supone que su madre le ama, supone que no le va a faltar de comer, que va poder estudiar, trabajar, tener casa, etc… y el mayor de los supuestos es que va estar dirigido por gobernantes que van a procurar su futuro como nadie y que van a ser lo mejor de lo mejor.

Pues muy mal, la experiencia te dice que todo ser pensante tiene derecho a crear su propio destino, a equivocarse y tener acceso a las oportunidades para desarrollar su capacidad mental y laboral.

Lo que además nos lleva a deducir que “supuestamente nosotros los mayores”, somos quienes estamos obligados a proporcionar un futuro mejor a nuestros hijos, porque también suponemos que cuando nosotros seamos mayores, como reconocimiento, nos van a cuidar en su casa y no nos van a mandar a una residencia porque estorbamos…

El pastor y el rebaño

Desde siempre se ha demostrado que quien se lleva el gato agua, no es el más sabio o el que de verdad va a dar lo mejor y su vida propia por los demás, sino que es el más charlatán y embaucador que sabe exactamente lo que tiene que decir, que no es otra cosa que lo que quieren escuchar las masas. Y para mejor entender  “prometer hasta meter y después de metido, olvidar lo prometido…” no falla.

El resultado al final es un rebaño de corderos guiado por alguien que no  era nada ni nadie, como bien recordaba Federico García Lorca, en su  Romancero Gitano: 

“PRENDIMIENTO DE ANTOÑITO EL CAMBORIO EN EL CAMINO A SEVILLA”

…. Ni tú eres hijo de nadie,
ni legítimo Camborio.
¡Se acabaron los gitanos
que iban por el monte solos!. …


Miguel Ángel Martínez Coello
Responsable de prensa y comunicaciones de Fegaus (Federación Gallega de Estudiantes Universitarios Senior) y Caumas. Alumno Senior de la U-Vigo Campus de Ourense, Artista, columnista e investigador en periodismo

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?