Consejos

Consejos para llevar bien el 'jet lag' en personas mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 12 de julio de 2019

1 minuto

Antes de emprender el viaje, puedes tomar medidas para que tu cuerpo se adapte al nuevo destino

Consejos para llevar bien el jetlag en personas mayores

El jet lag es un trastorno que se produce por el desfase horario cuando viajamos a otro país con varias horas por delante o detrás al nuestro. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero en líneas generales los mayores suelen tardar más en recuperarse, según los expertos. Los síntomas principales son alteración del sueño, fatiga diurna, problemas estomacales, mal humor, dificultad para concentrarse o malestar general.

Qué hacer

Cuantos más husos horarios se crucen, los síntomas tienden a ser peores. Lo normal es que por cada huso horario atravesado se tarde un día en recuperarse, o algo más en personas mayores. Para paliar estos efectos habituales del jet lag, los expertos nos recomiendan adoptar unas medidas.

Lo ideal es emprender el viaje habiendo descansado bien, no con falta de sueño, pues entonces al ir acumulando cansancio tu estado de salud puede empeorar aún más. Puedes, además, adoptar ciertos hábitos unos días antes de emprender el viaje. Por ejemplo, si vamos al este, tendremos que acostarnos una hora antes cada noche antes de irnos. En el caso de dirigirnos al oeste, es todo lo contrario, hay que irse a la cama una hora más tarde durante varias noches. También es bueno cenar a la misma hora en la que lo harás en tu destino.

La exposición a la luz solar es otro de los aspectos que influyen en el ritmo circadiano, por lo que tendremos que tener en cuenta cuántos husos horarios vamos a atravesar y la dirección que vamos a seguir. Cuanto más vayamos hacia el este, habrá que preservar la luz de la mañana el mayor tiempo posible, y recibir la mayor cantidad de luz a media tarde. Para el oeste, habrá que evitar el sol justo antes del anochecer.

Jet Lag y sus efectos

Hidratarse es importante

Es importante mantener una correcta hidratación antes, durante y después del vuelo, porque la deshidratación puede acentuar los síntomas. Tampoco es recomendable tomar bebidas estimulantes con cafeína o alcohol.

Si en el destino es de noche, lo aconsejable es que intentes dormir en el avión. Normalmente, hay unas horas en las que se suele bajar la luz del mismoq y también te proporcionan antifaces o tapones para los oídos. Si vas a llegar de día, lo mejor es que no duermas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?