Consejos

Consejos para empezar una vida activa (y más sana)

Rosa María Torres

Lunes 9 de diciembre de 2019

2 minutos

Hacer de la vida sana una constante te ayudará a sentirte mejor contigo mismo

Mujer llevando una vida sana (bigstock)

La falta de tiempo, el miedo a que salga mal… siempre hay una excusa para no ponernos en marcha e intentar hacer aquello que deseamos. A veces es necesario pasarse a pensar "¿Qué quiero hacer mi vida?" En el fondo, cada uno sabe lo que resulta bueno para él, cuando uno se escucha a sí mismo, surgen las ideas, los proyectos y sueños de cosas que nos gustaría. Perder el miedo a fracasar es la mejor manera de alcanzar nuestros logros. Estos hábitos saludables van a mejorar tu vida y no vale como excusa aquello de que ya somos mayores.

El deporte, una medicina

Da igual el motivo por el que empieces a activarte. La cuestión es hacerlo. Entrenar puede sacar lo mejor de ti, te permite tener momentos de soledad y conocerte mejor. Hacer ejercicio favorece el buen funcionamiento de nuestras defensas y ayuda al drenaje linfático, que se encarga de limpiar de toxinas nuestro cuerpo. Además, genera hormonas que están directamente vinculadas con la felicidad y el bienestar. Eso sí, antes de ponerte las zapatillas, elige el ejercicio más adecuado para ti. Y recuerda; los expertos recomiendan hacer deporte al menos tres veces por semana.

Adiós dietas

Mentalízate de que lo importante es mejorar hábitos a largo plazo, para que se queden siempre contigo. Preocúpate más por la composición y procedencia de los alimentos, saber si lo que comes está procesado o cuántos nutrientes contiene. En el momento de comer, atender a lo que hacemos, degustar, no solo masticar y deglutir. Cambiando la forma de mirar la comida, cambiará nuestra relación con ella.

Presta atención al descanso

Noches en vela, minutos del reloj pasando… y tú sin pegar ojo. ¿Te suena? Según el Instituto de Medicina del Sueño entre un 10-35% de la población sufre insomnio. Para evitarlo, más allá del vasito de leche caliente antes de ir a dormir, la Universidad de Northumbria afirma que “beber 60 ml de zumo de cereza al día durante una semana mejora la calidad del sueño y lo incrementa en 25 minutos cada noche”. Esto es porque las cerezas contienen altas dosis de serotonina, melatonina y triptófano. Además, si con esto no fuera suficiente puedes probar con media hora de acupuntura.

La Organización de la Salud (OMS) considera que la acupuntura es una herramienta eficaz para combatir el insomnio. Eso si, a la hora de dormir procura tener siempre un ambiente confortable. Relájate antes leyendo un libro o una revista; los ojos acaban cansándose y tardarás menos en coger el sueño, ventila la habitación cinco minutos antes de meterte en la cama, realiza respiraciones profundas para relajarte y regula la temperatura de la habitación entre los 17 y 22 grados. Procura dormir de seis a ocho horas diarias y serás más feliz.

Mujer durmiendo (bigstock)

Practica mindfulness

Está de moda y se ha demostrado que esta técnica de meditación consciente logra mejorar la salud en muchos aspectos de la vida, prestando especial atención al estrés y la ansiedad. De hecho, en Estados Unidos, hace tiempo que la empresa Google imparte talleres de mindfulness a sus empleados con el fin de reducir el estrés y favorecer la concentración.

1
Consuelo Torrico Alaiza Hace 1 año
Tengo 69 años y soy presidenta de Adultos LGBTI, un grupo de alta vulneracion, nos reunimos cada 15 dias para hacer ejercicios, esuchar charlas, aprender a manerjar los celulares, etc. Estaremos muy felices si nos envian algunas inquietudes, invitaciones, etc. Felicidades