Consejos

Roturas y desperfectos que también se incluyen en tu seguro de hogar

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 23 de noviembre de 2019

3 minutos

Estas pólizas pueden cubrir a tu mascota o actuar si se rompe el ordenador o te atracan por la calle

Roturas y desperfectos que también se incluyen en tu seguro de hogar (y que igual ni sabías)

A la hora de comprar una vivienda, junto con la hipoteca (si uno la necesita) aparece la suscripción de un seguro del hogar. Una póliza para poner a salvo no solo esa vivienda en sí en caso de algún accidente (inundaciones, incendios...), sino también su interior (joyas, aparatos electrodomésticos, dispositivos tecnológicos...).

El común de los mortales puede que sepa lo que más o menos se incluye en ese documento sobre la vivienda, pero igual desconocen estas partidas de roturas y desperfectos que también forman parte de ese contrato firmado por ambas partes. Te las descubriremos. 

Roturas y desperfectos que también se incluyen en tu seguro de hogar (y que igual ni sabías)

Cláusulas que también aparecen 

A la hora de contratar un seguro del hogar debes valorar qué necesidades tienes en tu casa, así como ponerte en la situación de posibles imprevistos que se puedan producir tanto en su interior como afectando a su estructura. Pero en este caso quizá no valores otras coberturas que también pueden formar parte de esa póliza de tu vivienda y que no hace referencia a objetos o bienes materiales.

Por ejemplo, si en casa convivís con un mascota, puedes incluirla para que esté asegurada. Así pues, en el caso de que haya una emergencia con tu mascota y tengas que posponer un viaje, la aseguradora se hace cargo de la anulación de dichos billetes y también pagaría la consulta de un veterinario en caso de accidente de tu animal de compañía. En esta parcela de los animales, en tu seguro se pueden incluir todos aquellos daños que pueda causar tu mascota si por ejemplo muerde a una visita en casa o si provoca un desperfecto en algún mueble caro del salón. 

Pero esos daños no solo puede causarlos tu perro, sino que seas tú el responsable; eso sí de forma involuntaria. En ese caso puede que al circular con la bici provoques un desperfecto en el jardín de tu vecino o que sin querer te sientes encima de las gafas de sol de un amigo y se rompan. No te preocupes, en estos casos tu aseguradora viene en tu auxilio (siempre y cuando hayas anotado estas cláusulas en el documento acordado). 

¿Qué hacer si un vecino que hace obras crea desperfectos en tu hogar?

Otra de las preocupaciones a la hora de contratar una póliza de la vivienda es defendernos ante posibles robos o agresiones en casa, pero como explican desde Seguros Catalana Occidente (@catalanaocc) cuando se llevan algo de casa el seguro no solo se ciñe a un televisor, a joyas o al ordenador, sino que también cubre los desperfectos que hayan originado al entrar en tu vivienda (han forzado la cerradura de la puerta, han roto un cristal del balcón...). Por si fuera poco, estas coberturas también se hacen responsables si te atracan en plena calle para llevarse tu cartera con la tarjeta y dinero. Y si durante ese forcejeo te han manchado el abrigo o han tirado de tu ropa hasta romperla, cubren la indemnización por esas prendas estropeadas. 

Una ayuda en casa

Pero los seguros no solo están ahí en caso de una emergencia seria, sino que te pueden ayudar y hacer la vida más cómoda en tu día a día. Por ejemplo si usando tu portátil de repente no funciona, en lugar de llevarlo a un servicio de reparación o de llamar a un informático para que te lo pueda arreglar, algunas compañías ofrecen un servicio de asistencia informática para reponer ese dispositivo. Una ventaja que se amplía al pago del desplazamiento del técnico, así como de la mano de obra durante esa visita.

Y si necesitas una mano amiga a la hora de hacer alguna "chapucilla" en casa, nada de llamar a un familiar o al vecino. El seguro estará para facilitarte algunas tareas de bricolaje como colocación de estanterías, cambio de bisagras en puertas, montaje de muebles o arreglar un enchufe. 

Lo mismo que si por un apagón eléctrico a nivel del barrio o un fallo en tu arcón frigorífico, toda esa comida que tenías guardada se va al traste y tienes que tirarla. En estos casos, y según el que hayas contratado puede darte hasta 600 euros por esa pérdida de alimentos

Roturas y desperfectos que también se incluyen en tu seguro de hogar (y que igual ni sabías)

Un documento de protección también debería tener una propiedad incluso aunque se tenga en alquiler. Ya no solo para los desperfectos que se puedan producir o que cause el inquilino, si este no paga su mensualidad obligatoria, la póliza de la casa se hace cargo de ese impago. 

¿Y qué queda fuera?

Hemos hecho un repaso a lo que, sin saberlo, también puedes incluir como parte de tu seguro de hogar. Sin embargo, hay partidas que normalmente se pagan aparte por medio de otro contrato especial (sobre todo en lo referido a cosas de gran valor económico). Es el caso de joyas: normalmente la empresa aseguradora solo incluirá una cantidad muy baja a cubrir, por lo que si tienes piezas de más valor, lo más aconsejado es suscribir una póliza aparte. Lo mismo con el dinero que tenemos en casa (y no nos referimos a tener 200 euros debajo de una figura). 

Por su parte, todo lo que sean obras de arte o antigüedades con un valor importante, es mejor tener por parte del seguro un tratamiento especial y no incluir como parte del acuerdo para tu vivienda. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?