Consejos

¿Eres de las personas a las que les cuesta tomar una decisión? Sigue estos consejos

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 10 de diciembre de 2019

3 minutos

Adopta la decisión sin recibir presiones externas y no tengas miedo a los cambios que vendrán

Sigue estos consejos si te cuesta tomar una decisión
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 10 de diciembre de 2019

3 minutos

¿Me estaré equivocando? ¿Será la mejor opción? ¿Me arrepentiré? Son dudas que nos asaltan antes de tomar una decisión, sobre todo si se refiere a aspectos cruciales e importantes de nuestra vida. Especialmente para aquellas personas tan indecisas que el mero hecho de enfrentarse a esa situación les genera ansiedad, estrés y buena dosis de inseguridad.

¿Por qué es tan difícil para ti tomar una decisión?

La vida nos plantea por delante numerosos obstáculos que debemos salvar. Y para ello, en ocasiones es preciso decantarnos por uno u otro camino donde se mezclan la razón y las emociones como explican desde El Prado Psicólogos (@PradoPsicologos). Para no quedarnos paralizados cuando tomamos una decisión, resulta aconsejable adoptar una serie de consejos para que sea más sencillo. Y es que son varias las causas que nos lo ponen complicado

  • Le damos tantas vueltas al tema que pensamos que esa decisión será inamovible y que no podremos dar marcha atrás en un futuro.
  • Nos asustan los cambios y con ellos las decisiones que puedan desenbocarlos. 
  • Siempre queremos tener la mejor decisión para el mejor resultado, pero esto es imposible de predecir. 
  • Tenemos miedo a equivocarnos y a lo que puedan pensar los demás respecto de las decisiones que adoptamos. 

Consejos prácticos para superar esta situación

Es el momento. No se puede demorar más y hay que tomar una decisión. Respira y haz caso a estos consejos para salir victorioso del trance: 

  • Valora los pros y los contras de tomar un camino u otro para resolver ese enigma que se te plantea. Sé positivo en este sentido y no te dejes llevar por pensamientos negativos. 
  • Puedes pedir consejo a tu alrededor, pero ten presente que la decisión final depende solo de uno mismo. No te dejes influir ya que la decisión final solo te afectará a ti. 
  • Intenta dejar las emociones a un lado y piensa con la cabeza fría. No tomes la decisión de forma apresurada ni estés demasiado tiempo dándole vueltas. 
  • Mira desde otra perspectiva. Muchas veces estamos tan inmersos en ese problema que no encontramos la solución. Pero, ¿y si diéramos la vuelta a nuestra visión y lo observásemos como si de otra persona se tratase? Piensa qué decisión tomarías si ese problema lo tuviese otra persona.