Alimentación

Estos son los beneficios saludables que te aportan los taninos (y sus contraindicaciones)

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 24 de agosto de 2019

1 minuto

Su consumo en exceso puede perjudicar la absorción de hierro y proteínas por parte del organismo

Los beneficios de los taninos

En ocasiones se asocia la presencia de los taninos, elemento que proviene de la sustancia química polifenol, solo al vino. Así, esos taninos se encuentran en la piel, las pepitas o en la estructura vegetal del racimo.

Sin embargo, no solo confiere unas propiedades características al vino (atendiendo al aroma, matiz y sabor de ese caldo), sino que también se considera como una defensa natural que tiene la vid para proteger su fruto hasta que este no esté maduro. Unos elementos químicos naturales que también se observan en la misma madera de las barricas donde se deposita el vino mientras se realiza su crianza.  

No estamos equivocados, pero esta sustancia también hace acto de presencia en otros muchos alimentos como el café, el membrillo, el chocolate negro, el té, la granada, los caquis o las espinacas. De ahí que muchos de ellos compartan esa sensación amarga, seca y áspera como consecuencia de los taninos y que enseguida notamos al paladar al degustar una copa de vino o tomar uno de esos alimentos. 

Beneficios y contraindicaciones de los taninos

Este tipo de elementos naturales tiene indicaciones beneficiosas gracias a sus propiedades astringentes y antiinflamatorias. Es decir, son buenos aliados cuando sufrimos un episodio de gastroenteritis o un cuadro de diarrea. Además, esa capacidad astringente se traduce en una ayuda para el tratamiento de las hemorroides.

Los beneficios de los taninos

Y aún hay más, a estos compuestos químicos también se les reconoce una acción antioxidante, vital para frenar el envejecimiento prematuro de nuestras células, así como cicatrizante, por lo que favorece la coagulación y que las heridas curen correctamente.

Sin embargo, pese a esas buenas noticias, es importante no abusar de su consumo ya que también tiene contraindicaciones relacionadas con ese exceso. Así, pueden perjudicar la absorción del hierro (por lo tanto mucho cuidado en aquellas personas que sufran anemia ferropénica) o de proteínas por parte de nuestro organismo.

Además, no resultan muy aconsejables en caso de gastritis o úlcera, ya que estos taninos pueden hacer que esas molestias empeoren. Lo mismo que provocar sequedad de las mucosas, algo que les puede pasar a los grandes amantes de té si toman demasiadas tazas al cabo del día.

0

No hay comentarios ¿Te animas?