Alimentación

La importancia del almidón en la dieta y dónde encontrarlo

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 21 de marzo de 2020

2 minutos

El almidón es un tipo de hidrato de carbono y está presente en las patatas, el maíz o los guisantes

La importancia del almidón en la dieta y dónde encontrarlo

Quizás muchos no sepan de su existencia, pero el almidón es uno de los nutrientes más presentes en la dieta y esencial para el correcto funcionamiento del organismo. Se trata de un tipo de hidrato de carbono complejo y el único polisacárido vegetal que el cuerpo es capaz de asimilar por sí solo. Sin embargo, su importancia radica principalmente en la energía que nos proporciona para completar nuestros procesos vitales y su fácil absorción, ideal para los deportistas.

A pesar de lo que muchos puedan pensar, su consumo no conlleva un aumento de peso, siempre y cuando se recurra con moderación a alimentos integrales y 100% naturales. Aunque se trata de un carbohidrato, una vez digerido actúa como fibra dietética, lo que protege la flora intestinal de las bacterias, previene el estreñimiento y mejora el sistema circulatorio, entre otras funciones.

Por otro lado, muchos de los productos refinados que habitan en el supermercado también incluyen almidón en su composición como, por ejemplo, los cereales del desayuno, las pizzas, las galletas, el pan o las magdalenas, los cuales debemos evitar. Entonces, ¿de dónde podemos obtener una buena dosis de almidón?

Almidón

El combustible de nuestro organismo

Las patatas son el ingrediente más asociado a dicha sustancia, sin embargo, no son el único. Cerales como el trigo, la avena, el arroz o la quinoa forman parte de esta lista, al igual que el maíz, las lentejas, los guisantes y los frijoles. La calabaza y el calabacín son dos de los vegetales que disfrutan también de su presencia, mientras que en el campo de la fruta, el plátano es el único manjar que debes tener en cuenta.

Además, como hemos dicho anteriormente, para que su consumo únicamente te proporcione beneficios debe ser moderado y, siempre que sea posible, debes escoger la versión integral del producto, como en el caso de la harina, la pasta, el arroz o los cereales.

Por otro lado, el almidón está formado por una gran cantidad de unidades de glucosa, por lo que un exceso puede alterar los niveles de azúcar en el organismo, que después se transforman en grasa corporal. Ante esta situación, los expertos recomiendan que el almidón forme parte de una dieta sana y equilibrada, que deberá ir acompañada de ejercicio físico regular para evitar dichos efectos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?