Salud

Alimentos que no puedes comer antes de ir a dormir

Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 10 de octubre de 2020

3 minutos

Conocer los alimentos y como reacciona tu cuerpo a su ingesta te ayuda a mejorar la calidad de vida

Alimentos que no puedes comer antes de ir a dormir

La base de una vida saludable gira alrededor de tres ejes: alimentación, actividad física y descanso. Una alteración en alguno de ellos provocará desequilibrios que afectarán directamente a la salud.

Cuando hablamos de actividad física, no nos estamos refiriendo necesariamente a la práctica de un deporte en concreto, ni a sudar la camiseta hasta el agotamiento. Bastará con mantenerse activo realizando paseos, a poder ser a un ritmo bueno, estiramientos de los músculos y, dependiendo de la salud y estado físico de cada uno, por qué no, practicar algún deporte de bajo impacto como pueden ser el aerobic o la natación. Todo ello evitará que perdamos el tono muscular y ayudará a quemar calorías.

En cuanto al descanso, sabemos perfectamente cómo funciona nuestro cuerpo cuando no hemos dormido las horas suficientes, cuando llevamos demasiadas cargas y nos sentimos fatigados. Esto ocurre porque durante el sueño, los tejidos se regeneran, aumenta la secreción de la hormona del crecimiento que, entre otras funciones, regula el metabolismo; y se restaura la energía que necesita el cuerpo para su funcionamiento durante el día.

 

bigstock Beautiful Older Woman In Kitch 176720566

 

Si nos fijamos, tanto el ejercicio como el descanso tienen un papel importante relacionado con la alimentación y el equilibrio metabólico y, a su vez, cómo nos alimentamos está relacionado con la energía que obtenemos para mantenernos activos y en la capacidad del cuerpo para descansar.

Hacer una cena ligera, te ayudará a preparar el cuerpo para tener un descanso de calidad, lo mismo que cenar temprano, dejando tiempo al cuerpo para hacer la digestión antes de acostarse. Hay que evitar las comidas ricas en grasas, cocinadas con mucho aceite y los alimentos y bebidas azucaradas, así como las estimulantes como pueden ser el té o el café. De igual modo, existen alimentos que son muy sanos, pero que ingerirlos por la noche no facilitan el buen descanso.

Cereales industriales

Tanto los cereales industriales como los tradicionales contienen gran cantidad de azúcar, por eso son tan ricos y adictivos. No sustituyas la cena con un bol de cereales pensando que haces una cena ligera, la realidad es que estarás ingiriendo una gran cantidad de azúcar que impedirá que puedas conciliar el sueño y al ser tan adictivos no podrás controlar las cantidades.

Carne roja

Por su alto contenido en proteína, las carnes rojas también pueden producir digestiones pesadas que no facilitan nada el descanso. Son difíciles de digerir y no se las puede cosiderar un alimento adecuado para una cena ligera.

Frutas ricas en agua

Frutas como la sandía, el melón, la piña es preferible comerlas durante el día pues si bien son excelentes por sus nutrientes, también lo son por su acción diurética. Si las tomas por la noche tendrás que interrumpir el sueño varias veces para ir al baño.

Cítricos

Frutas como el limón, la naranja, el pomelo, la mandarina o cualquier otro cítrico suelen producir acidez provocando una digestión larga y pesada, no pudiendo conciliar el sueño y reduciendo las horas de descanso.

Carbohidratos

Los carbohidratos en ocasiones son difíciles de asimilar por lo que, en ocasiones, pueden producir digestiones pesadas. Alimentos como el pan, la pasta y aquellos elaborados con harinas refinadas, es mejor evitarlos por la noche. Además, te ahorrarás una buena cantidad de calorías que hubieran sido reconvertidas en grasa

Chocolate

bigstock Dark chocolate bar pieces clos 301600567

 

¿Cuántas veces al finalizar el día nos hemos querido premiar con un pedacito de chocolate después de cenar? Pues al igual que el café, es un estimulante que, por muy bueno que sea y por mucho placer que te dé comerlo, no te ayudará a descansar correctamente.

Comida picante

Salsas y comidas picantes en general, elaboradas con guindilla, chile o condimentos similares, son alimentos que tras ingerirlos en la cena, pueden hacérnoslo pasar mal: son fuertes, difíciles de digerir e incompatibles con un buen descanso.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?