Salud

La nicturia es un problema más común de lo que parece

Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 23 de septiembre de 2020

3 minutos

Un de los problemas que afecta a los adultos mayores y que puede afectar a la calidad de vida

La nicturia es un problema más común de lo que parece

Hay que diferenciar entre los dos tipos de incontinencia que se presenta por la noche. Una es la nicturia que se puede definir como la necesidad de orinar por la noche y, otra, la enuresis que es la micción involuntaria cuando se está durmiendo.

Tanto la nicturia, necesidad de levantarse por la noche para ir al baño, como la enuresis, mojar la cama, responde a causas muy distintas en adultos y en niños. Pero en ambas etapas de la vida son más habituales de lo que podamos pensar.

En adultos, y a grandes rasgos, la nicturia, puede responder a un aumento de la producción de orina debido a cambios hormonales, problemas de riñón, enfermedades o como reacción a medicamentos.

Y es que a medida que nos vamos haciendo mayores el cuerpo va cambiando también su funcionamiento y uno de estos cambios es el mayor número de veces que se necesita ir al baño. Si estas en este punto y necesitas ir al baño un par de veces por la noche, no te preocupes, es normal, lo único es que es incómodo, interrumpe el sueño y puede afectar en el rendimiento durante el día. Si bien una persona joven puede retener hasta medio litro de orina en la vejiga, en un adulto esto puede verse reducido a la mitad debido a que la musculatura que envuelve la vejiga pierde elasticidad.

Existen otros factores que influyen en el aumento de la necesidad de orinar durante la noche.

 

bigstock Close Up Woman Stomachache Wit 312423745

Poliuria

Tanto la nicturia como la enuresis en adultos también puede suceder, como decíamos anteriormente, por un aumento de la cantidad de orina que su produce. La poliuria es una producción anómala o excesiva, ya sea por el día o durante la noche. Normalmente, un adulto en buen estado de salud produce alrededor de 1 y 2 litros de orina en 24 horas, dependiendo siempre de la cantidad de líquidos o alimentos ricos en agua que ingiera y la humedad corporal (sudor), que es otra manera de eliminar líquido. Cuando se sufre de poliuria la cantidad de orina que se produce en un día puede sobrepasar los 2,8 litros. La poliuria puede estar causada por otras patologías como la diabetes.

Hormona antidiurética

La hormona antidiurética conocida como ADH, por sus siglas en inglés, o por Arginina vasopresina es la encargada de controlar la reabsorción de moléculas de agua mediante la concentración de orina. Una menor capacidad de concentración de la orina hará que esta sea más diluida y en más cantidad provocando, así, la necesidad urgente de orinar durante la noche.  

Cardiopatías

Las personas que padecen alteraciones en el buen funcionamiento del sistema cardiovascular acostumbran a tener una circulación deficiente, hinchazón de las extremidades inferiores, pies y tobillos. Cuando esto ocurre, para aliviar esta hinchazón, se suele dormir con las piernas algo elevadas lo que hace que el líquido concentrado en las piernas penetre en la sangre y sea eliminado a través de los riñones, aumentando la necesidad de ir al servicio.

Diabetes

La hiperglucemia aumenta la sensación de sed, por lo que se acostumbra a ingerir más cantidad de líquidos y, por consiguiente, la necesidad de eliminarlos a través de la orina. A su vez, niveles altos de azúcar sangre hacen que los riñones liberen azúcar en la orina y aumente su producción.

Incontinencia

La necesidad de orinar se produce cuando en el interior de la vejiga hay una cantidad suficiente de orina, alrededor de 240 ml. Es entonces cuando el trabajo conjunto de los músculos que envuelven la vejiga, el sistema nervioso que controla el aparato urinario y la capacidad para sentir y responder a la urgencia, regulan la salida de la orina. Un mal funcionamiento de estos actores, por causas o patologías varias, provoca la incontinencia por urgencia. En este caso los músculos se contraen y el esfínter se relaja en momentos equivocados, permitiendo que la orina pase a la uretra y de ahí al exterior, independientemente de la cantidad de orina que haya en la vejiga.

Existen otros factores que pueden producir enuresis y nicturia en adultos. Ingerir gran cantidad de líquidos, la adicción al agua o consumir cafeína o alcohol después de cenar. También ciertos medicamentos para tratar trastornos cardíacos, problemas renales, diabetes, antidepresivos y diuréticos pueden tener relación con la nicturia y la enuresis nocturna.

Algunas medidas para reducir la nicturia y prevenir la enuresis pasan por reducir el consumo de líquidos a última hora de la tarde, pero sin reducir el aporte diario. No hay que disminuir la cantidad de líquido sino saber cuándo hay que beberlo. Limitar el consumo de cafeína, teína y bebidas alcohólicas que pueden irritar la vejiga. Por otro lado, puedes consultar con tu médico el problema para que este revise la medicación y valorar si es el motivo de la necesidad de orinar tan frecuentemente.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?