Avances

¿Es recomendable el uso de infiltraciones en mayores para tratar articulaciones inflamadas?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 13 de enero de 2020

3 minutos

Es una terapia que busca reducir la inflamación y el dolor, así como regenerar un tejido dañado

¿Es recomendable el uso de las infiltraciones en mayores para tratar articulaciones inflamadas?

Puede que en una consulta reciente con el traumatólogo te haya comentado la posibilidad de inyectarte unas infiltraciones. Sobre todo en el caso de que tengas alguna dolencia o patología en las articulaciones como, por ejemplo, un dolor de rodilla que no cesa con otros procedimientos terapéuticos y farmacológicos. Ante el desconocimiento generalizado que hay sobre este tratamiento, hoy detallaremos en qué consiste una infiltración, así como las ventajas y contraindicaciones de este tipo de proceso médico.

¿Qué es una infiltración y en qué puede ayudarme?

Con este nombre, los especialistas se refieren al empleo de una terapia regenerativa que no solo sirve para calmar esa molestia que no remite con antiinflamatorios o analgésicos, sino que también resulta útil para curar algunas lesiones relacionadas con los tendones, los músculos y los ligamentos. Una práctica que no reviste riesgo alguno y que puede aplicarse también en pacientes mayores de 65 años. Solo sería contraproducente y no estaría recomendada en el caso de aquellas personas que tengan una infección activa o una lesión tumoral

Mediante esta solución en las articulaciones dañadas o inflamadas, suele ser muy frecuente en el hombro o la rodilla, ese medicamento va de forma directa a la zona donde se precisa su acción. Esto supone una ventaja, sobre todo en lo referente al dolor, en comparación con la administración de un fármaco por vía oral o de forma intramuscular.

Pero, como hemos dicho antes, será el médico el que determine el momento idóneo para recurrir a una infiltración. Especialmente cuando existe un cuadro de dolor muy intenso o esa patología musculoesquelética lleve semanas y no hay signos claros de recuperación a corto-medio plazo.

Así, por medio de ese pinchazo, el músculo dolorido recibe un conjunto de fármacos, dependiendo del tipo de traumatismo, que en la mayoría de los casos son antiinflamatorios, corticoides y anestésicos. Por ejemplo, en el caso de que el motivo de esa dolencia sea una lesión articular, lo que se hace es recurrir al colágeno o el ácido hialurónico para favorecer la estimulación y recuperación de ese tejido afectado. Esta es una de las funciones de las infiltraciones, además de reducir la inflamación añadida.

¿Es recomendable el uso de las infiltraciones en mayores para tratar articulaciones inflamadas?

¿Me dolerá?

Teniendo todo esto claro, se procede a realizar la infiltración. Pero antes de eso, el especialista desinfectará la zona y para ello se servirá de betadine o alcohol. Si el paciente es una persona que tiene pánico a las agujas y es muy sensible a esa mínima molestia, será necesario aplicarle un anestésico tópico sobre la piel antes de poner dicho tratamiento. 

En el caso de que el pinchazo deba hacerse en un lugar profundo, el doctor se ayudará de una ecografía para guiarse dentro de esa articulación. Acotado el punto donde se localiza la molestia, se va introduciendo poco a poco el medicamento para que este se distribuya de manera uniforme por toda la lesión.

Tras la intervención y a los pocos minutos, el paciente puede irse a casa con total tranquilidad y hacer vida normal sin necesitar reposo alguno. La única recomendación en este sentido es no mover mucho la articulación y aplicar frío, si fuese necesario, durante las siguientes 24 o 48 horas.

Eso en las situaciones más leves, ya que en las que revisten algo más de gravedad, ese procedimiento puede durar algo más de tiempo y precisar una sedación anestésica. En este caso, el paciente sí deberá evitar esfuerzos durante algunas horas o un par de días, pues lo más normal es que la infiltración se haga no tanto con fármacos, sino con sustancias biológicas obtenidas del propio paciente. Es decir, plasma rico en plaquetas o un concentrado de células de su propio cuerpo. Un procedimiento cuyo efecto puede durar hasta un año dependiendo del tipo de lesión.

¿Es recomendable el uso de las infiltraciones en mayores para tratar articulaciones inflamadas?

¿Cuántas veces se puede recurrir a esta terapia?

Como explican desde la clínica Itramed (@Trauma_Itramed), en los casos más livianos no se puede recurrir a una infiltración siempre que se quiera. Como mucho tres al cabo del año. Y es que, a la larga y sobre todo en personas mayores o con dolencias articulares, esto puede derivar en ​un incremento del riesgo del deterioro del cartílago, la degeneración de los ligamentos y los tendones o la reducción de la masa ósea, por ejemplo.

Al contrario, cuando hablamos de una terapia de carácter biológico, la repetición puede ser mayor, pero siempre y cuando, advierten estos especialistas, se demuestre que "se está obteniendo un resultado satisfactorio con dicha aplicación médica". 

Y es que ya no solo depende de la cantidad de infiltraciones que se reciban, sino que en ocasiones estas traen consigo algunos efectos adversos que es importante conocer. No es algo muy habitual, pero pueden provocar un incremento de la tensión arterial, una subida del azúcar en sangre, así como un leve enrojecimiento en la cara, entre otras reacciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?