Cuídate

Aprende a depilarte las cejas: trucos para ellos y ellas

Teresa Rey

Domingo 1 de marzo de 2020

2 minutos

En las mujeres, se buscan formas más curvadas, pero en los hombres gustan las cejas más rectas

Aprende a cuidarte las cejas

Las cejas nunca pasan desapercibidas en el conjunto del rostro. De hecho, su forma, tamaño y grosor delimitan en gran medida la expresión y son las que dan más personalidad al conjunto de la cara. Por todo ello, saber depilarlas nos ayudará a conseguir esa armonía que tanto se valora desde los cánones de belleza. Solo hay que coger las pinzas, ponerse delante del espejo y basarse en una serie de recomendaciones genéricas que además sirven para ambos sexos.

Recomendaciones generales

La naturalidad será la base de nuestra depilación. Siempre hay que respetar el largo de las cejas, pues de lo contrario se verán demasiado artificiales. De igual modo, las cejas nunca son muy rectas ni tienen el mismo grosor todo el tiempo. Fijándonos bien veremos que son más anchas al principio y más finas en su terminación.

El punto de ideal donde debe comenzar cada ceja se puede medir poniendo un lápiz o un boli pegado justo al borde de la nariz y que pase al lado del lagrimal del ojo. Justo es ahí donde debe comenzar. Todo lo que quede detrás deberás eliminarlo como parte del entrecejo.

Después, para saber ubicar el punto más alto de la ceja, debes coger de nuevo el lápiz y desde el lagrimal arrastrarlo hasta donde se encuentra la pupila y el iris. Aquí se halla el lugar de referencia para crear una ceja más o menos curvada, es decir, para darle forma según desees.

Y, por último, para descubrir el final más armónico de tus cejas, has de arrastrar el mismo lápiz hasta la parte externa del ojo, de modo que todo lo que quede detrás del lápiz habrá que eliminarlo. En este caso tienes que ser prudente pues si quitas muchos pelos de esta parte, el resultado puede acabar en unas cejas muy pequeñas lo que confiere un aspecto algo agresivo.

Depilación de cejas en mujeres

Las cejas de las mujeres se depilan generalmente más que las de los hombres. Para ello se parte de la forma del rostro. Así, en rostros alargados se aconsejan las cejas rectas, horizontales y sin apenas forma, porque unos arcos muy pronunciados hacen que la cara parezca más larga de lo que ya es. En los redondos por el contrario, sí se necesitan cejas arqueadas, para generar el efecto contrario que el caso anterior.

En las caras cuadradas hay que buscar un término medio, sin llegar a crear unas curvas no muy delimitadas en el arco de la ceja. Mientras que las ovaladas son las más privilegiadas porque admiten todo tipo de diseños. Eso sí, intentando que los ángulos no sean muy exagerados para seguir con una mirada natural.

Depilación de cejas en hombres

La depilación de las cejas en los hombres es más sencilla, porque en ellos son más frecuentes las cejas pobladas. Para el sexo masculino lo más importante es eliminar el entrecejo y los pelos de la parte inferior de la ceja. Solo hay que quitar los que sobresalen por debajo de su línea natural, y respetar su forma, sin forzarla, para que no resulten muy artificiales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?