Cuídate

¿Se puede dormir con el pelo mojado o es una práctica no demasiado saludable?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 6 de abril de 2020

3 minutos

La humedad facilita que el cabello se vuelva quebradizo, se caiga y pierda su brillo natural

¿Son ciertos los argumentos que defienden que es mejor no dormir con el pelo mojado?

Ducharse por la mañana o por la noche es una razón que obedece más bien a gustos personales o necesidades de organización más que a una razón científica o médica. No obstante, aquellos que se dan un baño al anochecer y de manera inmediata se meten en la cama con el pelo aún mojado es bueno que sepan que esta acción no resulta del todo saludable como aseguran algunos expertos que a continuación se mencionan. Y estas son las razones que defienden y por las que es mejor secarse el cabello antes de irse a dormir. 

Un problema dermatológico y no solo estético

No es solo el hecho de que la almohada o las sábanas se puedan mojar, es que el pelo sufre unas consecuencias negativas al estar mojado y en continua fricción con la ropa de cama. Y una de las más evidentes es la rotura de las fibras capilares debido a que está más sensible en este tipo de situaciones por lo que hace que, también, se caiga y se pierdan parte de las proteínas que forman parte de la composición del cabello.

Entre ellas, la queratina que es la encargada de dotarlo de brillo. Por ello, con el tiempo y si se sigue el hábito poco recomendable de forma habitual iría disminuyendo dicho elemento esencial como recuerda el dermatólogo Óscar Mosquera. Este añade, además, que los efectos negativos se incrementan si aparte de estar todavía húmedo, se mantiene en una coleta y recogido. Y es que este es el escenario ideal, a su juicio, para que los hongos aparezcan por la falta de ventilación evidente entre los cabellos. 

¿Se puede dormir con el pelo mojado o es una práctica no demasiado muy saludable?

Un problema que no acaba aquí, ya que hay otros muchos argumentos que desaconsejan la idea de dormir con el pelo totalmente húmedo. Así pues, el agua acumulada en el pelo hace que se inflame el cuero cabelludo y eso aumente el picor que se pueda sentir en esta zona del cuerpo que no solo llega a ser molesta, sino que puede provocar que se abran heridas al rascarse. 

Otro de los inconvenientes unidos a llevarlo mojado a la cama es que ​es probable que empeore la producción de caspa debido a la humedad que no facilita que se produzca una renovación celular saludable de la melena.

Por último, otro de los perjuicios es que este mal hábito puede traer dolores de cabeza e incluso que uno se despierte con un leve resfriado de estar tantas horas con el cabello sin secar. Y es que el frío se inserta a través de los poros y acaba en las sábanas y en la almohada y de ahí a la piel, la garganta o la espalda. O lo que es lo mismo, puede derivar en tos o en un aumento de la mucosidad entre otras consecuencias negativas. 

Por tanto, para evitar este cúmulo de errores que ponen en un aprieto la salud del cabello, profesionales como el doctor Mosquera recomiendan que si es posible se tome la ducha una hora o dos antes de acostarse para que el pelo tenga tiempo de secarse al aire completamente. No obstante, si no se puede, lo mejor es frotarlo de forma suave con una toalla (nada de secador por lo que se explica a continuación) y usar un peine de púas anchas para quitarle todos los enredos que tenga.

En definitiva, dar libertad al pelo por la noche que es cuando se segregan hormonas durante el descanso para facilitar su crecimiento y mejorar también las fibras capilares. Y es que estas se muestran más receptivas en las horas nocturnas.

Otras acciones cotidianas que dañan el cabello

Al contrario, el abuso del secador para dejar al cabello sin nada de humedad tampoco es que sea una solución muy sana. Lo mismo que si se emplean de manera habitual todo tipo de pequeños aparatos de belleza que aportan calor directo como puede ser también el caso de las planchas (para dejarlo completamente liso) o los rizadores para ondularlo.

¿Son ciertos los argumentos que defienden que es mejor no dormir con el pelo mojado?

¿Las razones? Como explican desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (@aedv_es) se deben sobre todo al aire tan caliente que impacta de forma negativa en el pelo y más si se hace cada día y muy cerca del cabello. Añaden que es posible que el pelo se pueda quemar con dicho gesto y haga que se formen una especie de burbujas en el mismo que aceleren su fractura. Por si fuera poco, el secador de pelo o la plancha pueden alterar la fibra capilar con lo que se pierde brillo y tienden a abrirse las puntas.

Por ello y antes de aplicar el secador es importante comprobar la temperatura (con la mano, por ejemplo) y guardar una distancia de unos 30 centímetros entre el pelo y el difusor de calor. Además, otro de los consejos es ir dividiendo el pelo en varios mechones para ir secando por capas una melena que también debe estar moviéndose para no aplicar el secador solo en un punto de la cabeza.

Por último, confirman los profesionales se puede terminar el secado con un poco de aire frío que logrará sellar la cutícula y preservar el brillo. 

Unas medidas de precaución que también se deben aplicar cuando se usen las planchas:

  • No echar mano de ellas más que un par de veces o tres a la semana (como con el secador). En caso contrario, el cabello acabará quebradizo, encrespado, con falta de hidratación y áspero al tocarlo.
  • Proteger previamente el pelo con un protector térmico
0

No hay comentarios ¿Te animas?