Deporte para mayores

Todo lo que puedes conseguir si te animas a jugar al ping-pong a partir de los 60

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 4 de julio de 2019

3 minutos

Este deporte olímpico es perfecto para mantenerte en buena forma física y ejercitar el cerebro

Beneficios de jugar al ping-pong a partir de los 60 años
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 4 de julio de 2019

3 minutos

Una de las ventajas del tenis de mesa es que puedes practicarlo al ritmo que quieras. No hace falta tener una excelente condición física previa ni una musculatura importante, cualquiera puede empezar a darle a la raqueta y hacer un seguimiento de la bola para intentar devolverla. Un ejercicio en el que el cerebro también juega.

En este sencillo gesto intervienen tantos elementos que no hay duda de que el ping-pong no solo es muy divertido, sino una excelente opción que puedes incluir como actividad idónea en un envejecimiento activo.

Beneficios del tenis de mesa para las personas mayores

Son muchos y muy variados. Para empezar, hay que señalar que es uno de los deportes con menos riesgo de lesión que puedes practicar. Además, se puede jugar solo (con un algún sistema que devuelva la pelota), con un contrincante con el que pasar un buen rato o en pareja, jugando a dobles. Esta, especialmente, es la opción que recomienda la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) como mejor alternativa para personas mayores de 60 o 65 años, aunque todo depende de la forma física y el estado de salud.

El nivel de esfuerzo y la velocidad de esta modalidad de tenis, que puede llegar a ser realmente intensa, son dos aspectos que marcan únicamente quienes la practican. Desde adoptar el ping-pong como un entretenimiento saludable, con el que tal vez te animes a retar a tus nietos; hasta convertirte en un deportista senior y apuntarte a alguna de las numerosas competiciones que recoge la Real Federación Española de Tenis de Mesa (@rfetm_tenismesa).

Ping-pong en adultos mayores

En cualquier caso, si te decides a probar, con un poco de práctica notarás beneficios tan importantes como:

  • Mejora en la capacidad de concentración. Seguir la pelota, calcular tu fuerza para que caiga justo donde quieres y atraparla cuando la devuelve el contrincante implican ejercitar también tu cerebro.
  • Aumento en la agilidad y en el equilibrio. Salvo que te lo tomes al más alto nivel, el ping-pong no es un deporte de impacto. Puedes jugar tu partido tranquilamente y sin darte cuenta, aunque no sea tu intención, no pararás de moverte, haciendo que tus músculos y articulaciones “entrenen" buscando la mejor postura y el equilibrio que te permita dar un buen mate.
  • Coordinación. Es indispensable en este deporte y la única manera de jugarlo. Brazos, piernas y ojos trabajan en equipo con un mismo objetivo. La progresiva mejora en la coordinación se acaba notando.
  • Buena forma física y un extra para quemar calorías. Todo depende del ritmo que imprimas a tus partidos, pero con la práctica del ping-pong puedes llegar a deshacerte de 250 o 300 kcal en una hora.