Fisioterapia

¿Cómo puede la osteopatía ayudar en el tratamiento de la sinusitis?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 21 de mayo de 2020

3 minutos

Algunos informes han evidenciado que esta práctica reduce de forma eficaz el dolor craneofacial

Cómo puede la osteopatía ayudar en el tratamiento de la sinusitis

La sinusitis es un trastorno molesto que se presenta a consecuencia de una inflamación en los tejidos que recubren los senos paranasales. Esta aparece principalmente a consecuencia de una infección provocada por un virus o también por hongos y bacterias diversos. También puede deberse a un traumatismo o a un proceso alérgico.

Los senos paranasales

Los senos paranasales se ubican detrás de la frente, en los huesos de la nariz, las mejillas y los ojos, y son espacios llenos de aire en el cráneo. Se clasifican en senos maxilares, etmoidales, frontales y esfenoidales.

En general, la etiología, fisiopatología, clínica y tratamiento pueden considerarse prácticamente similares en cada uno de los senos, y por ello se estudian conjuntamente, según se explica en el documento Eficacia del tratamiento osteopático en la rinosinusitis crónica del adulto. “En el adulto, los senos paranasales que más se afectan son los senos maxilares, seguidos de las celdas etmoidales, los senos frontales y el seno esfenoidal. Si están afectados todos los senos, bien unilateral o bilateralmente, se denomina pansinusitis.”

Si están en buenas condiciones de salud no tiene que presentar ningún microorganismo, de modo que el moco fluye sin problemas así como la circulación del aire. El problema es cuando hay alguna inflamación o alteración que obstruye la zona, ya que esto puede provocar una obstrucción del moco, y los patógenos pueden surgir con más facilidad.

Esto es probable que suceda por ejemplo cuando estamos resfriados o tenemos alergia. En estos procesos se genera tanta cantidad de moco que puede bloquear su apertura. Esta situación de obstrucción también puede acontecer ante un tabique nasal desviado, un espolón óseo nasal o pólipos nasales.

osteopatia sinusitis

Hay dos tipos de sinusitis. Por un lado tenemos la aguda, que es temporal y se vincula a los procesos catarrales. Esta suele durar alrededor de cuatro semanas, y en casos extremos puede prolongarse algo más, pero al final acaba remitiendo. Luego, está la crónica, cuyos síntomas se prolongan durante más de tres meses y se debe sobre todo a bacterias y hongos. Cursan a su vez con o sin pólipos y son las más molestas, de modo que merman en gran medida la calidad de vida de los pacientes.  

Los síntomas pueden llegar a ser un problema importante en aquellas personas que presentan una sinusitis crónica. Esto es así porque la sinusitis suele ocasionar dolor en la zona de detrás de los ojos y en la parte maxilofacial, cefaleas, tos, dolor de garganta, goteo entre nariz y faringe, fatiga, sensación de malestar, congestión nasal… Todas ellas manifestaciones que si se prolongan en el tiempo pueden resultar muy molestas y afectar de una forma considerable la calidad de vida de los pacientes.

Recurrir a un osteópata

Dentro de las opciones de tratamiento, además del farmacológico y en ocasiones el quirúrgico, la osteopatía se presenta como una alternativa en estos casos. Tal y como se indica en el documento citado líneas arriba, el tratamiento ostefiopático ha mostrado evidencias de su eficacia en la rinosinusitis crónica mediante la utilización de técnicas locales y a distancia, y esta “es significativa desde la primera sesión de tratamiento.”

Este análisis recoge igualmente que los pacientes sometidos a esta terapia experimentaron una reducción del dolor craneofacial después del tratamiento osteopático. Resultados que se mantienen hasta dos semanas después de la tercera sesión de tratamiento. En consecuencia, se verificó que en líneas generales produjo efectos beneficiosos en su calidad de vida.

“El tratamiento osteopático puede ser una alternativa terapéutica previa al tratamiento quirúrgico, pudiendo incluso evitar la cirugía”, se asevera en este informe, aunque también matiza que es una afirmación que “debe analizarse con más profundidad”, a través de otros estudios.

¿Cómo afecta la rinosinusitis crónica a las personas mayores?

En el abordaje de este trastorno los osteópatas se centran en el cráneo y en el abdomen. Con sus manos realizan movimientos en ambas zonas con el objeto de equilibrar las alteraciones que presentan los tejidos blandos.

Si la consecuencia de esta situación es una inflamación su objetivo será la remisión de la misma por medio de masajes específicos craneales que lleven a una restauración de su biomecánica local y general, a la par que se trabaja sobre el seno afectado, para alcanzar una vascularización y esterilización del mismo. De este modo, lo que se pretende es restablecer el flujo normal de la mucosidad de la zona. Siempre que se trabaja sobre el cráneo se busca el equilibrio de la columna cervical dando movilidad a sus huesos a través de maniobras manuales, que es como trabajan es como trabajan en estos casos los osteópatas.

Del mismo modo, estos expertos evalúan también si existe alguna patología intestinal que pueda tener algún vínculo con la sinusitis crónica que estamos padeciendo. En el caso de que encuentren esta relación es probable que aborden también este trastorno a través de distintas maniobras.

0

No hay comentarios ¿Te animas?