Salud

Implante coclear o audífono: ¿son iguales?

Ignacio Casanueva

Lunes 27 de julio de 2020

2 minutos

Implante coclear o audífono: ¿son iguales?

Evitar una sordera permanente. Esta es la batalla que la comunidad científica experta en el aparato auditivo está luchando día a día mediante la investigación. Gracias a ello durante los últimos años hemos podido convivir con los populares audífonos, que han ido evolucionando en sus prestaciones y calidad, y los más recientes implantes cocleares.

Lo primero a indicar es que no podemos comparar ambas opciones ya que aunque ambas buscan mejorar el sentido auditivo, su funcionamiento es diferente.

El audífono es un aparato que mejora la percepción del sonido. Se coloca en la oreja y no requiere de intervención quirúrgica. Para ello primero se determina qué tipo de pérdida existe para adaptar el audífono y que este pueda amplificar los restos sonoros que llegan al oído. Existen diversos tipos y tamaños en función de las necesidades y la pérdida auditiva del usuario. Normalmente es la primera ayuda que el profesional sanitario propone al detectar una pérdida auditiva. Es por ello que se utiliza para personas con pérdidas leves, o graves con restos auditivos que puedan beneficiarse del audífono.

bigstock  154106495

Por su parte el implante coclear es un dispositivo que transforma sonidos y ruidos del ambiente en energía eléctrica capaz de actuar sobre el nervio auditivo y enviar así señales al cerebro. Sustituye la función de la cóclea y por ello requiere de una intervención quirúrgica. El implante coclear se prescribe para personas cuyas pérdidas auditivas son graves y no tienen nada que el audífono pueda aprovecha o potenciar. Son pérdidas auditivas localizadas en el nervio auditivo. No todas las personas son candidatos al implante, ya que esta opción debe estar aprobada por un equipo de expertos sanitarios.

bigstock LOS ANGELES  NOV   Cochlea 214661689

La Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL) recomienda seguir los criterios de la FDA (Food and Drug Administration) para decidir los casos en los que se debe llevar a cabo un implante Coclear. Estos serían:

  • Personas que padecen una sordera profunda o severa en ambos oídos, con escasa o nula efectividad de los audífonos. Los umbrales auditivos bilaterales deben ser superiores a 90 decibelios de media, los umbrales amplificados en campo libre deben superar los 55 decibelios y el paciente tiene que tener una discriminación verabal inferior al 40%.
  • Casos en los que se mantienen restos auditivos y se es capaz de percibir sonidos de tonalidad grave pero presentando baja audición para los sonidos de tonos medios y agudos. De este modo se tiene grandes dificultades para entender la palabra hablada incluso con el empleo de audífonos adecuadamente adaptados.

Un detalle importante antes de optar por los implantes cocleares es que se debe haber utilizado por lo menos un audífono durante tres o seis meses.

Los audífonos e implantes cocleares buscan mejorar la calidad de vida de las personas que por una razón u otra comienzan a perder uno de los sentidos, fundamental en nuestro día a día y sin el cual deben comenzar un proceso largo de adaptación a una nueva forma de vida.

0

No hay comentarios ¿Te animas?