Medicina general

Sensibilidad dental, un problema que afecta a las personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 31 de mayo de 2019

2 minutos

Existen soluciones si sigues estos consejos para reducirla y conoces estos avances

Sensibilidad dental

La hipersensibilidad dental es una patología frecuente que puede aparecer a cualquier edad, pero que suele presentarse a medida que cumplimos años, incluso aunque nunca antes la hayamos padecido. Es una sensación desagradable, un dolor intenso que se manifiesta especialmente al tomar algún alimento muy frío o caliente. Se produce cuando la dentina, el tejido que está bajo el esmalte dental, queda al descubierto, sin la protección necesaria que minimice su reacción ante los estímulos térmicos.

Son muchas las personas que acuden al dentista con este problema, especialmente si presentan alguna patología periodontal, tal como afirma la Fundación Dental Española. A medida que la edad aumenta, las encías tienden a retrotraerse, algo que incrementa el riesgo de sufrir sensibilidad dental. Prevenir las enfermedades periodontales, que según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) afectan a más del 90% de personas mayores de 65 años, es esencial para evitar que se produzca la hipersensibilidad dental y para mantener una boca sana y una bonita sonrisa por más tiempo.

Medidas para prevenir y aliviar la sensibilidad dental

Si sufres este problema, debes consultar con tu dentista sobre posibles tratamientos que mejoren tu calidad de vida y que consigan que, disfrutar en verano de un delicioso helado o tomar un caldo calentito en invierno, no se convierta en una “tortura”.

Ante la hipersensibilidad dental, los odontólogos recomiendan el uso de cepillos de cerdas suaves y filamentos redondeados así como la aplicación de dentífricos especialmente formulados para reducir la sensibilidad en dientes y encías. Por otra parte, la alimentación también puede influir en que esa hipersensibilidad disminuya. Si la sufres, procura reducir la ingesta de bebidas ácidas, que deterioran el esmalte dental. Una buena práctica es acabar cualquier comida con una mínima porción de un alimento alcalino, como puede ser un trozo de pan. También son efectivos los chicles pensados para neutralizar los ácidos que quedan en la boca tras las comidas.

Entre los tratamientos más novedosos en este campo de la odontología, destaca la tecnología láser que en determinados casos puede ser utilizada para sellar los conductos presentes en el interior de la dentina que, al quedar expuestos, son lo que provocan la sensibilidad dental.

0

No hay comentarios ¿Te animas?