Medicina preventiva

Si tus encías sangran, puede ser síntoma de enfermedad periodontal

Teresa Rey

Martes 2 de julio de 2019

2 minutos

Se produce por la acumulación de bacterias en la boca y tiene dos fases: gingivitis y periodontitis

Vigila tus encías si sangran porque puede ser síntoma de enfermedad periodontal (Bigstock)

La enfermedad periodontal ha de controlarse desde que aparecen indicios, pues en el caso de que se agrave puede terminar produciendo la pérdida de dientes. Para ello es importante que el paciente conozca bien en qué consiste para que en cuanto se presenten síntomas acuda al odontólogo. Estas lesiones se producen por la acumulación de bacterias en los tejidos que protegen y rodean los dientes, es decir, las encías y el hueso, entre otros. Para prevenirla se recomienda tener buenos hábitos de higiene bucodental y utilizar hilo dental para la eliminación completa de los restos de comida.

Las fases

La enfermedad periodontal pasa por dos fases, explican desde la Organización Colegial de Dentistas de España. Una primera es la gingivitis y la segunda es la periodontitis.

La gingivitis es el primer estadio, se produce por la acumulación progresiva de placa bacteriana entre los dientes. Si este conjunto de bacterias no se elimina de forma adecuada se origina sarro. Se aprecia en las encías, que se vuelven rojas y sangran con facilidad. Hay que tratarla, porque de lo contrario puede pasar a ser una periodontitis.

Esta segunda fase, la periodontitis afecta a entre el 15% y el 20% de los adultos de edad media entre 35 y 45 años. Aquí la encía ya está bastante dañada y esto hace que la inflamación la separe del diente formando una bolsa, lo que genera una pérdida de hueso. A medida que esta bolsa se va haciendo más grande, mayor es el riesgo de perder el diente.

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo se encuentran en los hábitos de higiene dental, que pueden ser inadecuados o insuficientes. La predisposición genética también influye.

La alimentación es otro elemento a tener en cuenta, por ejemplo el consumo de alcohol perjudica a los dientes, así como otros alimentos. Asimismo, el tabaco es muy dañino, de hecho, según los expertos es el principal riesgo para desarrollar la enfermedad periodontal, ya que impide una correcta cicatrización de los tejidos.

Por otro lado, este trastorno se vincula también a diferentes patologías como alteraciones cardiovasculares, afecciones respiratorias o diabetes, entre otras.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la fase en la que se encuentre la enfermedad. En las situaciones más leves se suele proceder a un raspado y alisado, pero en los más graves tal vez sea necesaria una cirugía.

0

No hay comentarios ¿Te animas?