Medicina preventiva

Los cambios frecuentes de peso podrían asociarse a un mayor riesgo de cáncer

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 12 de enero de 2020

2 minutos

Se trata de la conclusión a la que ha llegado la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición

Los cambios de peso podrían aumentar el riesgo de cáncer

No es ningún secreto la relación tan estrecha que siempre han mantenido el cáncer y la obesidad. Tal y como explican desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (@CDCespanol), "el sobrepeso y la obesidad se asocian con al menos 13 tipos distintos de cáncer. Estos tipos de cáncer componen el 40% de todos los casos de cáncer diagnosticados, mientras que 2 de cada 3 son en adultos de 50 a 74 años".

El cáncer de riñón, el de ovario, el de hígado, el mieloma múltiple, que es el cáncer de los glóbulos de la sangre; el adenocarcinoma de esófago o el meningioma, el cáncer del tejido que cubre el cerebro y la médula espinal, son solo algunos ejemplos de ello y cuya incidencia aumenta considerablemente cuando el paciente en cuestión sufre obesidad.

En este sentido, un nuevo trabajo ha arrojado aún más luz sobre este asunto tan esencial. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN @Sociedad_SEEN) ha confirmado recientemente el vínculo que existe entre los cambios de peso frecuentes a lo largo de la vida y el riesgo de desarrollar un cáncer en el futuro.

Cáncer de mama

La importancia de una alimentación saludable

Dentro del marco del Congreso Nacional de la SEEN, que se celebró hace apenas unos días en Bilbao y reunió a más de 1.200 expertos, dicho organismo apuntó a esta nueva vía de estudio, que podría mejorar el diagnóstico de una enfermedad tan problemática como el cáncer, que ya se sitúa como la segunda causa de muerte en nuestro país, solo por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio.

Según los miembros de la SEEN, ya hay suficientes estudios en la materia para determinar que los cambios de peso y el cáncer están estrechamente ligados. Más concretamente, apuntan a aspectos tan habituales como el aumento de peso durante la edad adulta, la pérdida y recuperación de unos kilos en varias etapas de la vida (tan propio de la dietas de adelgazamiento que triunfan actualmente) o el alto peso que presentan algunos niños al nacer.

Pero, ¿a qué se debe esta preocupante relación? Los expertos apuntan al incremento de los niveles de insulina, la inflamación crónica, las cantidades elevadas de estrógenos producidas por el tejido graso o la presencia de células grasas en el organismo, todo ello consecuencia del sobrepeso y claro desencadenante de algunos tipos de cáncer.

Además de alertar a la población sobre los efectos de la falta de control en el peso corporal, los expertos quieren resaltar la importancia de seguir una dieta sana y equilibrada, pero no con el único objetivo de adelgazar, sino como parte fundamental para el cuidado de nuestro cuerpo y la prevención de enfermedades. El ejercicio físico, el estrés o el descanso nocturno son otros factores que debes manejar correctamente para alcazar dicho propósito.

0

No hay comentarios ¿Te animas?