Medicina preventiva

Los pros y contras de una colonoscopia con cápsula en las personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 4 de enero de 2020

3 minutos

Mínimamente invasiva, esta prueba diagnóstica aporta valiosa información, pero tiene sus desventajas

Colonoscopia por cápsula

La técnica endoscópica ha supuesto, en sí misma, una avance de absoluta relevancia en la detección precoz de numerosas enfermedades, ya que ofrece al médico especialista una oportunidad única de introducirse” en el organismo de un paciente para observar, mediante el diagnóstico por imagen, el estado concreto de múltiples áreas y órganos, pudiendo detectar cualquier anomalía.

Mediante aparatología específica, la colonoscopia tradicional consiste en la introducción de un tubo fino y flexible a través del ano que, dotado con una minúscula cámara, permite visualizar el intestino grueso y parte del delgado. Esta es una prueba esencial para el diagnóstico de distintas patologías, entre ellas el cáncer de colon, una enfermedad oncológica que, como señala la Asociación Española Contra el Cáncer (@aecc_es), puede curarse en el 90% de los casos siempre que su detección se produzca de modo precoz.

Ahora, los avances tecnológicos van más allá y han logrado la obtención de esas valiosas imágenes pero de forma aún más sencilla y menos invasiva.

¿Qué es una colonoscopia con cápsula?

Parece ciencia ficción, pero no lo es. Esta novedosa técnica implica que una persona que, por causas determinadas, tenga problemas para someterse a la colonoscopia habitual, también pueda beneficiarse de los últimos avances del diagnóstico por imagen.

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD @saludigestivo) explica que en una colonoscopia de este tipo, las dos microcámaras necesarias para el examen se encuentran en una cápsula que el paciente, simplemente, tendrá que ingerir. Al tragarla, esa cápsula iniciará su recorrido, desde el esófago hasta el intestino delgado y grueso, e irá tomando imágenes detalladas de cualquier lesión que puedan presentar las paredes, y la mucosa que las recubre, de los distintos conductos que forman nuestro aparato digestivo.

Es un exploración totalmente indolora, que no requiere sedación o anestesia, y cuyos riesgos son mínimos, por lo que puede ser idónea para obtener imágenes del colon de una persona mayor de la manera menos invasiva posible.

Como indican especialistas de la Clínica Universidad de Navarra (@ClinicaNavarra), las cámaras de la cápsula pueden tomar entre 3 y 35 imágenes por segundo, lo que permite la observación detallada del colon y de sus posibles anomalías. La duración de la prueba suele oscilar entre tres y seis horas, aunque el tiempo puede prolongarse hasta que la cápsula sea expulsada mediante la normal evacuación.

Colonoscopia con cápsula

En los adultos mayores, ¿cuándo resulta aconsejable?

Además de ser una exploración eficaz para la detección precoz del cáncer, la colonoscopia con cápsula puede resultar efectiva a la hora profundizar en el estudio de otras patologías, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

Siempre será el especialista quien valore qué tipo de colonoscopia es la más adecuada en cada caso. La cápsula puede ser la mejor alternativa para personas que sienten un especial rechazo hacia el método convencional o para aquellas en las que la anestesia o la sedación pueden resultar desaconsejables. Si existe alguna anomalía o malformación en el propio intestino, que dificulta el normal avance de la cámara endoscópica, la cápsula también puede ser una buena opción.

En ocasiones, esta novedosa técnica puede no ser posible. Para un adulto mayor con problemas de deglución, la ingesta de la cápsula puede plantear serias dificultades. También tras una cirugía abdominal reciente o si se es portador de un marcapasos o un desfibrilador interno, el médico deberá sopesar los pros y los contras que ofrecen ambas colonoscopias.

Colonoscopia con capsula Colonoscopia virtual

¿La prueba requiere preparación previa?

Es uno de sus principales inconvenientes ya que, para que la cápsula pueda realizar la toma de imágenes con la suficiente nitidez, es importante que el intestino esté lo más libre de residuos posible. Dos o tres días antes de la prueba, será necesario seguir una dieta libre de fibra. En la víspera, solo se podrán tomar líquidos y, además, habrá que recurrir a los laxantes que señale el médico para garantizar la total limpieza del intestino delgado y grueso.

Por precaución, siempre se estudiará al detalle el historial clínico de cada paciente antes de la colonoscopia con cápsula, para garantizar que no se producirá efecto adverso alguno. En este sentido, los expertos señalan la importancia de comunicar al médico cualquier patología que pudiera incidir en el desarrollo de la prueba, especialmente si se ha tenido algún episodio de obstrucción intestinal.

Como resumen, la colonoscopia con cápsula requiere una preparación previa sencilla, aunque puede resultar algo molesta por las restricciones en la dieta, pero son muchas las ventajas que presenta para las personas mayores. Lo único que debes tener claro es que, a diferencia de la colonoscopia tradicional, esta no permite medida terapéutica alguna, es decir, solo permite la obtención de imágenes. En cambio, si fuera necesario realizar una biopsia para analizar tejido intestinal, por ejemplo, habría que realizarla mediante una colonoscopia tradicional.

0

No hay comentarios ¿Te animas?